Últimas Noticias...

No mires arriba.|

…LA PELÍCULA IGNORADA EN PANAMÁ.


Por: Jaime Flores Cedeño

Leonardo Di Caprio Y Jennifer Lawrence

“No mires arriba”, es la última superproducción de Netflix que llegó a las pantallas de TV el 24 de diciembre. Solo con el elenco estelar de Leonardo Di Caprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep y Cate Blanchett, bastaba para verla, sin contar, que Di Caprio cobró 30 millones de dólares y Lawrence, 25, situándolos en los mejores pagados en estos momentos en el arte cinematográfico.

La película ha sido comentada por diferentes diarios independientes del planeta, no así en Panamá, dado que su contenido representa una crítica política, social y económica a un mundo en gran medida falso, y desigual, controlado por los medios de comunicación al servicio del sistema capitalista.

El drama central transcurre con el avistamiento de un cometa de algo más de 10 kilómetros que se aproxima a la tierra, dos científicos, Di Caprio y Lawrence (quienes primero lo observan), se ven obligados a informar, por el hecho, que el precitado cometa está entre los denominados “Mata Planetas” y podría provocar una destrucción similar a la extinción de los dinosaurios.

A pesar, de que los científicos se entrevistan con la presidenta de los Estados Unidos (Meryl Streep) y medios de comunicación, nadie les presta la mayor atención. La presidenta está más preocupada por la política interna de los USA y el liderazgo de su partido, adicional, la televisora donde son invitados se burla de su hallazgo astronómico, y ni hablar de las redes sociales, donde son ridiculizados por ciudadanos acostumbrados a los memes y ofensas públicas.

Meryl Streep

El punto central, es el papel que juegan muchos medios televisivos, escritos y radiales en el mundo, incluyendo Panamá, cuyo rol consiste en tergiversar, plantar e ignorar noticias relevantes para la sociedad. No obstante, priorizan en “noticias” mundanas, que no generan una crítica al sistema en que vivimos, productor de miseria, corrupción, desigualdad, explotación y bajo nivel de educación, entre otros flagelos.

Estos medios, como lo vemos en la película, son difusores de ignorancia y llenan su programación de novelas, farándulas y programas mañaneros donde los temas trascendentales que generen conocimiento, cultura, valores y conciencia patriótica, son desechados. En cambio, se prioriza en la chabacanería, la ridiculez, lo superficial, la moda, el chisme y lo sexual, con el objetivo de entretener y alejar a la población de los verdaderos problemas sociales y sus soluciones. Con el pueblo adormecido y pensando en lo irrelevante, el sistema podrá continuar su marcha de corrupción, negocios, y venta de los recursos nacionales, sin la mayor protesta social.

Los presentadores del programa de TV al que asisten los científicos cumplen con el marketing deseado por las grandes corporaciones: sonrisas falsas, imagen postiza, chistes cajoneros y poseen de manera especial la técnica ser excesivamente incultos.

En la medida que los medios de comunicación proliferen estos escenarios de incultura, los dueños de los mismos, podrán controlar mejor a las naciones, sus recursos y a su gente. La idea es, convertirnos en máquinas donde todo nuestro pensamiento y actuar esté programado para beneficiar a las élites.

El cometa, finalmente, cae en la tierra y produce el cataclismo, todo ello, entre otras causas, por la avaricia de un super millonario, dueño de empresas tecnológicas, quien en complicidad con el gobierno de los USA, trazó la idea de hacerse dueño de la roca y sus riquezas minerales, sin importarle las consecuencias que traería tal decisión.

Igual sucede con nuestros países, cuyas riquezas minerales (oro, plata y cobre) son extraídas por empresas internacionales en contubernio con los gobiernos neoliberales, sin atender el perjuicio que la extracción traería para el ecosistema (ríos, lagos, mares, bosques etc. y la humanidad en general.

Esta película no está recomendada para mentes alienadas o adocenadas, que ya están robotizadas por el sistema capitalista, sino para aquellos que deseen profundizar en la realidad de un mundo dominado por las redes sociales, los medios de comunicación y las grandes corporaciones transnacionales.

En Panamá, como siempre, estas producciones no cuentan con la divulgación de los medios de comunicación más poderosos del país, acostumbrados a difundir películas de superhéroes, narcotraficantes, crímenes, matanza, sexo, violencia, sangre y pandillerismo, que entorpecen el desarrollo intelectual de los panameños.

La situación social que vivimos caracterizada por la pobreza y desigualdad demanda a un ser con pensamiento crítico que luche por sus derechos y el cambio social. No basta con el pensamiento crítico, sino existe un compromiso de transformación del sistema en que vivimos, el cual nos permita vivir de forma digna, sin opresores, ni oprimidos.

17 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.68 ( 17 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

A 43 años de la entrada a la Zona del Canal, no se ha respetado el plan de la región.

Por Aida Torres Socióloga y Presidenta de ACAC La Bandera Nacional en el Cerro Ancón …

Deja una respuesta