Últimas Noticias...

La medicina es una ciencia de la incertidumbre…

Dr. Eduardo a Reyes Vargas

 

 

La medicina es la ciencia de la incertidumbre y el arte de la probabilidad.”, se atribuye esta frase a uno de los maestros de la medicina, DR.William Osler.

A través de los 50 años de la práctica de la medicina, estoy seguro que otros colegas en esos pasos en esta disciplina hemos comprendido lo visionario de ese pensamiento del Dr Osler.

Los avances de la medicina son maravillosos y hoy contamos con herramientas que nos permiten luego de una buena historia clínica y examen físico, estar más cerca de la certeza diagnóstica.

En materia de exámenes d laboratorio y de imágenes contamos hoy con una ayuda excepcional.

La Inteligencia artificial aporta cada día más elementos de ayuda a las ciencias médicas.

Más allá de algoritmos, aplicaciones etc. siempre habrá de existir esa incertidumbre.

La medicina no puede dar negaciones ni afirmaciones absolutas.

En esa dirección los médicos no podemos aceptar por más experto que pueda ser un colega nacional e internacional su opinión como la voz de Dios. Debe sustentarla científicamente.

Hace años atrás un colega de Estados Unidos, prestigioso según los medios, saca de la clasificación de enfermedades mentales, lo que hoy denominamos homosexualismo. Año 1973. La clasificaban como enfermedad sociopática.

La OMS lo hace en los noventa.

Con el tiempo y antes de fallecer, llego el colega según los medios a insinuar que se podría curar, cuando El mismo indico no era una enfermedad.

Era un psiquiatra, tengo entendido, llamado, Robert Spitze

Si ánimos de ningún tipo de discriminación, creo que esas inclinaciones de la sexualidad humana, dentro de un concepto de humanismo, deben replantearse a la luz de tantas técnicas existentes en las neurociencias, neurimagenes, las psico endocrinología  o la psico inmunoendocrinología etc.

Es decir estudiar con la mayor objetividad científica si hay algún trastorno de tipo endocrinológico que pueda explicar si la atracción hacia el mismo sexo, es mutación genética inducida por la epigenética o una manipulación perversa.

No hablo de genitalidad. El área corporal del hombre y mujer son casi inmutables, pero no lo ha sido su forma de sentir o pensar.

¿Por qué hago estas observaciones que pueden ser absurdas para algunos?

Porque esas tendencias se han incrementado en el mundo actual con aparentes cifras de asombro.

Y la discriminación hacia la homosexualidad no cesa. En ocasiones se sataniza y castiga con crueldad física o psicológica.

Paralelo a ello, se nos informa por años de la existencia de disruptores endocrinos que invaden la cotidianidad del ser humano y que en algunos estudios  ocasionan trastornos  endocrinológicos. Proyectados en ocasiones en cambios anormales del ser humano.

Los disruptores endocrinos (DE) son compuestos con actividad endocrina y están presentes en el ambiente, tienen el potencial de interferir con diversos procesos fisiológicos en humanos y animales; algunos de los sistemas que se ven afectados por estos compuestos son el sistema nervioso central, el endocrino, óseo y el inmunológico. En la actualidad se cree que estos compuestos serían los responsables en alteraciones de la reproducción humana y como precursores de algunos tipos de cáncer del sistema reproductivo tanto en hombres como en mujeres. Los disruptores endocrinos son sustancias a las cuales se está expuesto de forma diaria; se requiere de métodos de evaluación molecular y científica para comprender los efectos a corto y largo plazo de estos compuestos en la sociedad. Revista médica Sinergia vol. 4 numero 6 junio 2019

La OMS y otras instituciones han publicado sobre esos temas de los disruptores endocrinos. Abunda literatura sobre su existencia.

La presencia de de plásticos lleva casi 200 años desde su nacimiento al igual que pesticidas y otras sustancias dañinas a la salud.

Algunos forman parte de dichos disruptores endocrinos.

Los pesticidas llevan muchos más años de existencia en nuestro planeta, probablemente desde antes de Cristo.

Es decir, en el ambiente se han introducido variables que afectan a la salud.

¿Sabe usted, cuantos disruptores endocrinos rodean su vida?

Mucho se conoce de receptores hormonales en nuestro cerebro y cómo pueden ser afectados por los disruptores endocrinos.

Tampoco años atrás existían tantos conocimientos sobre neurotransmisores y la biología molecular nos ha aportado tanto.

Las neuro imágenes nos otorgan conocimientos de ese gran órgano aún desconocido como es el cerebro. Tanto en su anatomía como su funcionalidad.

Muchos hallazgos científicos que desconocíamos se han dado a la luz y muchos mitos han caído.

Es por ello, que mas allá de considerar como enfermedad mental, es viable pudiese ser un trastorno endocrinológico a nivel de receptores cerebrales.

La simbiosis microbiota- cerebro hace años era desconocida y hoy son grandes los avances en esa materia.

Ese Colon intestinal que se le atribuían funciones muy limitadas y hasta despectivas, surge hoy como un entorno importante para el ser humano

La contaminación ambiental como factor de riesgo cardiovascular era desconocida.

La ciencia sigue asombrándonos.

La teoría del Big Bang es cuestionada y otras leyes históricas.

Es decir debe existir un replanteamiento, pues de haber alguna etiología orgánica, se podrían aplicar soluciones científicas a esta situación para quienes quizás desearían someterse a tratamientos basados en la evidencia científica y no a la propaganda falsa.

Realmente no me interesan las preferencias sexuales de cada individuo, me interesa es conocer si hay una causa no descubierta que lleve a esos estados.

Nunca descarto, aunque sean conductas A.C. y después de Cristo, sean propiciadas por  minorías que también ocultaron como algunos contaminantes y alimentos han hecho daño al ser humano.

El tabaquismo, grasas saturadas, azucares etc. son evidencias de esa complicidad de científicos de haberlas mantenido en la oscuridad, mientras ocasionaban muertes en el mundo.

Drogas como cocaína u otros factores ambientales que incidencia tendrán en nacimientos de autistas, de síndrome de desatención etc.

Hay lugares de mi país, donde la proclividad a esas preferencias sexuales, para mi han crecido de manera llamativa.

Recuerdo que en una Provincia de nuestro país hace más de 70 años, los pobladores en forma de broma o de quizás inteligencia sanitaria atribuían la homosexualidad a las aguas de un rio, que luego se comprobó muchos años después estaba contaminado.

Y en epidemiologia esas situaciones deben llamar la atención, más allá de quienes la defienden o la atacan.

No hablo de aspectos ni morales, ni religiosos. Solo la duda científica.

Tengo familiares homosexuales y amistades a quienes quiero y respeto, pero mi duda es científica.

La ciencia objetiva, no sesgada, debe indagar e investigar sin prejuicios estos escenarios.

¿Lo harán o no? He allí el debate.

¿Ya hay respuestas basadas en la evidencia científica y no en el fanatismo?

La medicina es la ciencia de la incertidumbre y el arte de la probabilidad.”,

“Las verdades de hoy son las mentiras del mañana.» «La duda es la madre de todas las ideas: sólo los ignorantes y los fanáticos no vacilan nunca”.

1 Hay un solo Like:(

Califica el post...

User Rating: 3.81 ( 4 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Peligrosa Incoherencia de la función judicial panameña

El 27 de noviembre pasado, la Corte Suprema de Justicia en el histórico fallo de …

Deja una respuesta