Últimas Noticias...

Capturada “Chon” Rodríguez

(Farsa -parodia)

Autor: Juan sin miedo

Concepción Rodríguez se paseaba tranquilamente, con una cesta bajo el brazo por los alrededores de Catedral, cuando de pronto se le apareció una tanqueta del US Army se le atravesó enérgicamente por delante. Doña Chon pegó un Grito ¡Ay Dios mío me atropella la democracia!

Se bajaron tres gringos, cuatro perros, un sapo, estarán atrapando a un guerrillero, pensó Doña Chon, mejor me voy. Pero los anglos se le fueron encima la zarandearon y le dijeron amablemente “Camina para la tanqueta vieja”. ¡Cómo que vieja!, ¡No te resistas, monstruo asesino, le gritó el agente, de la Democracia Cristiana te tenemos ubicada!., la subieron al armatoste y se la llevaron al Instituto Nacional donde las tropas que invadieron el país, tenían su guarida, perdón su puesto de inteligencia avanzada, en la Dirección del Colegio fue sometida a astuto interrogatorio por el temible sargento John Smith, que hablaba perfectamente el latín, idioma con el cual el vicepresidente Quayle, presume hablamos los latinoamericanos.

El interrogatorio fue más o menos así:

Smith – Cuál es su rango y cuál es su nombre, cual es your misión, que están tramando los guerrilleros del M-20, dónde está la bomba….

Doña Chon – Perdón míster, pero esto debe ser una equivocación, porque (nerviosa) yo no he hecho nada, le juro que es un error, señor Smithi.

Smith – Smithi no, Smith.

Doña Chon – Es un error, yo soy una mujer decente y no hice nada.

Smith – ¡Nada!, ¡Nada!, nada, eso es lo que dicen todos los culpables. Confiesa Vieja.

Doña Chon – Cómo que vieja, si nada más tengo 35 años, ….. Bueno en realidad son 40 pero aparento 35.

Entra el agente de la Democracia Cristiana con una risa boba, es alto y cadavérico, dice con calma y elegancia.

El Agente – Mire señora, ellos solo vienen a poner orden en el país, y la han capturado para su beneficio, yo no puedo hacer nada, esto está por encima de nosotros….

Smith – Cállate, y dile a la vieja que confiese.

El Agente Demócrata Cristiano – Confiese señora, se lo suplico por favor, no haga enojar a los amigos del Norte, que con tanto esfuerzo bombardearon el país, no sea que se les ocurra cobrarnos los misiles y las bombas incendiarias que utilizaron todo este tiempo.

Doña Chon – No confieso nada, yo no les pedí que bombardearan la ciudad y mataran 7000 panameños…. A quien le confiesan ustedes este crimen horrendo.

Smith – Ajá, conque comunista, narcotraficante, lo sabía, I know, I know.

Agente Demócrata Cristiano – No se resista doña.

Doña Chon – Cómo que doña. Vuelvo y le repito que yo soy inocente. Esto debe ser una conspiración de Carmen Lilia, la otra mujer de mi marido, además sólo tengo 35 años.

Smith – Conspiración, eso es, estaba usted en una conspiración, confiese, recibió usted entrenamiento en Cuba o fue en Nicaragua. La Cesta esa era para poner la bomba, se la entreó el M-20?

Agente Demócrata Cristiano– Ay, diga que si señora que ya me cansé. Explique en qué consiste la conspiración. Era para matar al vicepresidente Quayle verdad?

Doña Chon– Conspiración, conspiración, soy inocente la única conspiración debe ser la de Carmen Lilia, donde se debió de ir a esconder mi marido, con el cuento que lo perseguían los gringos.

Smith– Lo sabía, usted pertenece a una organización terrorista que atenta contra la seguridad de los Estados Unidos de América, es del PRD de cuál tendencia es?

Doña Chon– ¿Tendencia? La única tendencia que tengo es a engordar.

Smith– Tendencia a engordar y a mentir. Bien que conocemos a los latinos, y su proclividad al delito. Ya va a ver Usted, ya me cansé de tanto palabrerío y de convenciones de Ginebra, ya va a ver Usted de lo que somos capaces.

Agente Demócrata Cristiano– Si, Si, vera lo que somos capaces el Sargent and me (acto seguido se le abalanzo sobre Doña Chon y le dio una bofetada, y esta se fue de bruses sobre el pupitre del director del Instituto Nacional).

Doña Chon– Ay Dios mío ayúdame, que me mata este gringo endemoniado (el gringo le da una patada en el epigastro). Ay Jesús sálvame, que me mata este Caifás, (y rodó por el piso de la Dirección del Instituto Nacional) agarrándose el estómago. “Ay San Gerónimo”, “Ay San Martín de Porres”, “Ay San Francisco”, “Ay Don Bosco”, ¡Sálvame por favor!

Smith– Conque llamando a sus secuaces, dígame, dónde vive el tal Bosco que usted mencionó para mandarles la tanqueta inmediatamente?

Doña Chon – Ay Jesús mío… y se santiguó. (El gringo se tiró para atrás)

Smith – Conque también es Usted de la Secta. Es usted bruja. Entonces Smith, se le abalanzó, cachiporra en mano, Confiese, vieja bruja.

Agente Demócrata Cristiano – ¿La cesta era para ocultar la bomba que los terroristas iban a tirarle a mi vicepresidente Quayle?

Doña Chon – No. No esa era la cesta para comprarle el desayuno a mis hijos en la tienda del chino.

Smith – Chino, lo sabía, usted es del Grupo Maoísta, Sendero Luminoso, y pertenece al comunismo internacional.

Doña Chon – Comunismo internacional. ¿Qué es Eso Dios mío?

Agente Demócrata Cristiano – Sabemos por denuncias confiables que usted recibía en su casa a muchos miembros de la Fuerzas de Defensa. Y siempre se pasea en actitud sospechosa.

Doña Chon – Eso si es cierto, porque le vendíamos comida en mi restaurante y la única sospechosa es la hija de mi vecina que anda después del toque de queda buscándose un SIDA. Señor gringo yo no tengo ninguna actitud sospechosa, se lo juro.

Agente Demócrata Cristiano – No blasfeme que va a ir al Infierno por andar pecando contra Dios y Los Estados Unidos.

El temerario Sargento Smith, agente de la contrainteligencia del Souther Comander, con su mirada sagaz, veía la culpabilidad de Doña Chon por todos lados. Entonces, el intrépido Sargento Smith se acercó a Doña Chon; esta Vieja Bruja, tú te lo buscaste. Voy a ir a buscar un lanzallamas (sale).

Doña Chon: Va a ir a buscar qué?

Agente Demócrata Cristiano – Vá a buscar un cohete de la guerra de las galaxia que tiraron en el Chorrillo. Usted por su tozudez, no le deja más remedio a la democracia que actuar con energía y patriotismo, le vamos a tener que meter….

Doña Chon – Meter Qué y por Dónde? Degenerados!

(Entra el astuto Sargento Smith). No encontré el lanzallamas pero encontré este tizón.

El Demócrata Cristino se pone detrás del intrépido Sargent Smith, y le acercan el tizón a Doña Chon. Confiese que usted conspira contra el clima propicio a las inversiones.

Doña Chon – Contra qué. (le acercaron el tizón) Sí. Sí Confieso

Smith – Al Agente demócrata cristiano. Levántele la falda a la vieja esa para ponerle el tizón en la panza.

Doña Chon – Auxilio, Sálvenme que me quema este gringo endemoniado, ¿Cómo que vieja?

Smith– Confiese.

Doña Chon – En la panza no, porque allí tengo una cicatriz de una cesárea que me quedó muy fea.

Agente Demócrata Cristiano – Confiese, (Le acercan el tizón).

Doña Chon – Espere, espere, confieso. Qué quiere que confiese

Smith – Quién quemó el Chorrrillo?

Doña Chon – Yo que sé, ustedes eran los que tiraban las bombas y todo eso. ( Le acercan el tizón) Fui Yo, se lo aseguro  señor Smith. Créame por favor fui yo.

Smith – A quién mató?

Doña Chon – A quién maté? (piensa Doña Chon) A quién maté. Dios mío. ¿A quién maté? Sí ya sé, a una gallina. (le acercan el tizón). No, no espere, ya recuerdo fue a (le acercan el tizón a la barriga) ya sé, fue a …..¡A quién fue Dios mío!. Doña Chon mira el tizón; sí, sí fue a….fue a…Ay señor…sí, sí, fue a Abraham Lincoln, Remón Cantera, a Kennedy, a Olof Palme, yo maté a Kennedy.

El agente demócrata cristiano y el gringo sonrieron con satisfacción y gritaron con euforia. ¡Descubrimos el asesino de Kennedy! Llamen al Tropic Times, llamen al Siglo, llamen a la Crítica, llamen a la Prensa.

Cae el Telón.

Drama en un acto por el afamado dramaturgo del patio, Juan sin Miedo, escritor panameño, que, por motivos de seguridad en esos momentos, omitimos su identidad, ya que fue testigo presencial de los hechos. Publicado en el segundo periódico “El Periódico”, impreso en los primeros días del mes de febrero de 1990, cuando el país estaba ocupado por las tropas norteamericanas y se había desatado un terrorismo judicial por parte del gobierno de Endara, Arias Calderón y Ford.

0 No hay Likes:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

¿Serán posibles relaciones respetuosas entre USA y Panamá?

Por: José Dídimo Escobar Samaniego   Por casi cinco años, el gobierno de EE.UU. no …

Deja una respuesta