Últimas Noticias...

Al Liderazgo de la U.P., no se puede acceder por el camino del clientelismo.


Por: José Dídimo Escobar Samaniego
Pensé que la Universidad de Panamá, estaba llamada a andar por caminos de luz, lejos de los entuertos oscuros y tenebrosos, como antorcha y luz a la nación, distinta ampliamente de la precariedad moral en la que se mueven nuestros partidos políticos, la procacidad institucional y lejos de la terrible corrupción que nos ahoga a todos.

Estoy seguro que si Octavio Méndez Pereira estuviera vivo, diría que “Hacia la Luz”, es una tarea que debe ser asumida con virtud y el más alto compromiso de quienes teniendo el privilegio del más alto nivel de formación académica, deben constituirse en el discurrir de sus vidas en un ejemplo claro a los que no han tenido la oportunidad de estar en las aulas universitarias, aunque lo hayan anhelado, porque se supone que el conocimiento debe apuntalar la libertad y la libertad debe ser el marco ideal para la promoción humana.

Sin embargo, ahora, a fin de mes, se celebran elecciones en la Universidad de Panamá, y el clientelismo corre como si fuera legítimo, la honra de la palabra empeñada no tiene ningún valor ni alguna importancia.

Pareciera que más puede el poder del presupuesto de nuestra primera casa de estudios, del cual se valen los que la administran, para satisfacer la compra encubierta de conciencias de quienes prefirieron la venalidad y la concupiscencia, ante que, los valores y principios que la hicieron surgir hace casi 83 años atrás, dejando en la orfandad a la esperanza de un liderazgo moral que sirva para alumbrar el camino de la esperanza de nuestro pueblo, para sacarse pronto la argolla de la opresión y la ignorancia que nos ata.

No tenemos ninguna duda, acerca del justo reconocimiento que debe hacerse a los que, después de haberse preparado con muchos años de dedicación para enseñar, deben ser reconocidos los correspondientes salarios dignos, pero cosa distinta es, encubrir ese objetivo con el propósito avieso de comprar lealtades y obediencias, vilipendiando, lo que es necesario honrar y elevar para que alumbren.

Nuestra Universidad no puede darse el lujo de, por el interés de aferrase al poder sin virtud, abandonar el ajuar que la deben adornar y bajo ninguna circunstancia puede perder su misión de ser luz de esta nación, que aún busca la justicia que pueda propiciar la paz y el sosiego en nuestra nación.

¡Así de Sencilla es la cosa!

0 No hay Likes:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Un Inocente Mariposa Por Adelantado O El Fiasco Del Año 2022.     

Por Ramiro Guerra M.         Intenciones nobles que quedaron en el vació. Semanas de lucha popular …

Deja una respuesta