Últimas Noticias...

A 44 años del Tratado del Canal de Panamá (Torrijos Carter de 1977).|


Por: José Dídimo Escobar Samaniego

En el Preámbulo del Tratado del Canal de Panamá (Torrijos Carter) se lee:

“Actuando en armonía con la Declaración Conjunta emitida el 3 de abril de 1964 por los Representantes de los Gobiernos de la República de Panamá y de los Estados Unidos de América y la Declaración de Principios del 7 de febrero de 1974, rubricada por el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Panamá y el Secretario de Estado de los Estados Unidos de América; y

Reconociendo la soberanía de la República de Panamá sobre su territorio, Han decidido abrogar los tratados anteriores pertinentes al Canal de Panamá y celebrar un nuevo tratado que sirva como base para una nueva relación entre ambos países y, en consecuencia, han acordado lo siguiente:….”

Un 7 de septiembre de 1977, una representativa delegación de panameños, encabezada por Omar Torrijos Herrera se encaminaron a Washington, a la sede de la OEA, donde serían firmados los Tratados del Canal de Panamá. Acá en Panamá, todos los patriotas estábamos en estado de Alerta, esperábamos una solución negociada, pero si las negociaciones fallaban, habíamos pedido no seguir siendo mancillados por la ignominia.

El discurso de Carter fue conciliador y profundo, un discurso moral como ha sido su vida como persona y como un hombre de honor al frente de una potencia que se caracterizó por un imperio de fuerza (garrote) más que de razones. Pero él fue una feliz excepción y abanderó los derechos humanos en todos los territorios del mundo, a tal punto que hoy la humanidad le reconoce por su alto espíritu de Decencia y Decoro, aunque para algunos de la ultraderecha en Los Estados Unidos y el mundo haya sido un blandengue y entreguista.

Por su parte Omar Torrijos, el Gran Personaje esperado en aquella tarde, rodeado de todos los líderes de América, dijo lo que todos los panameños sentimos como nuestras palabras…se lavaba así el honor y la sangre mancillada de nuestros mártires y se abría la puerta de nuestra dignidad y decoro.

De esa firma en aquel momento, surgieron hechos históricos posteriores. El 23 de octubre de ese mismo año el plebiscito para el cual nos movilizamos en todo el país a garantizar el conocimiento de los panameños del contenido de los tratados que fueron publicados, repartidos y debatidos y luego votados favorablemente. Asimismo el 1 de abril de 1982, cuando entró en vigencia el tratado después de haber cumplido con los mecanismos constitucionales de ratificación en cada Estado, ese día se desmanteló la antigua Zona del Canal de Panamá, la Policía  y Tribunales Zoneítas, el Gobernador, las Leyes extranjeras con vigencia en nuestro territorio, las cárceles extranjeras, y ese día, con la devolución de los puertos de Balboa y Cristóbal; entró en vigencia la Ley Marítima de Panamá, porque ni siquiera eso teníamos como Estado. Panamá era como dijo Torrijos en algún momento, una caricatura de nación.

Otra fecha icónica surgida del Tratado lo fue el 31 de diciembre de 1,999 al medio día. Allí culminó toda presencia extranjera y en ese momento una sola bandera cubrió el territorio de la República de Panamá.

Los que nos adversaban decían que la soberanía no se comía. Hoy, sin embargo, son los que están en la Junta Directiva del Canal, y desde allí se han repartido los despojos del patrimonio de todos los panameños. Metidos hasta los dientes en actos de corrupción y por lo cual hemos pedido a voz en cuello su renuncia, porque mancharon pérfidamente una lucha llena de sacrificios del pueblo y de la nobleza de hombres que como Omar Torrijos supieron estar a la altura de la demanda histórica de la Dignidad Nacional. No obstante, se mantuvieron hasta ahora, y el pueblo panameño desea ver a sus auténticos hijos luchadores y patriotas, por esa reivindicación, al frente de esa organización y no a los malinches de siempre que, preferían en sus almas de eunucos, que flameara la bandera de las barras y las estrellas, y no la enseña tricolor nuestra.

Espero que el gobierno de Laurentino Cortizo, aproveche la ocasión del 44 aniversario de los tratados Torrijos Carter, para incorporar a la Junta Directiva del Canal a todos los miembros que deben ser suplantados, porque se les vence el término o por corruptos, en virtud de la Ley y sean sustituidos por patriotas en razón de sus méritos patrióticos y cesen de una vez por todas, las acciones de destrucción y despojo que sobre el Canal se ensayan.

Doy Gracias a Dios Todo Poderoso, por habernos otorgado Justicia a este pueblo que esperó casi un siglo para salir de la ignominia, pero ahora le pido que todos los avariciosos y perversos que pretenden escamotearle la victoria que nos dio a los humildes, sean vueltos como nada y confundidos a una, porque el bien debe triunfar y el Amor a nuestros hermanos y a la patria que nos mueve, es demasiado sublime para que pueda ser escondido y menos secuestrado por los avariciosos, que estaban en la acera de enfrente cuando el pueblo peleaba por su reivindicación.

¡Por un país decente y una patria para todos!

¡Así de sencilla es la cosa!

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 4.75 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Una ilusión de justicia.

  Editorial Casi igual a la del crío que desea algo, nos tiene expectante a …

Deja una respuesta