Últimas Noticias...

65 AÑOS DE LA GLORIOSA GESTA DE MAYO DE 1958

Por. Jaime Flores Cedeño

Profesor de Filosofía e Historia-

Abogado

 

Conmemoramos los 65 años de una de las Gestas más significativas de Panamá, escenificada por el movimiento estudiantil organizado del 19 al 22 de mayo de 1958, y cuyo recuerdo, debe estar siempre vivo en la memoria de los panameños y panameñas, porque marcó un ejemplo de lucha y unidad, en contra del gobierno de Ernesto de la Guardia, quien llegó al poder con el partido Coalición Patriótica Nacional, que representaba los intereses de la oligarquía criolla.

Los hechos iniciaron el lunes 19 de mayo, cuando miles de estudiantes de distintos planteles educativos, liderados por la Asociación Federada del Instituto Nacional (AFIN), la Unión de Estudiantes de Secundaria (UES) y la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), acordaron dirigirse en horas de la mañana y de manera pacífica a la Presidencia de la República, con el fin de entregarle al presidente un pliego de peticiones para que resolviera parte de la crisis educativa que afectaba a la Nación.

En el territorio, se evidenciaba la carencia de planteles, el mal estado de los pocos centros de enseñanza, ausencia de sillas, tableros y laboratorios, lo que dificultaba el aprendizaje, mientras tanto, el gobierno derrochaba el presupuesto del estado en gastos innecesarios, viajes y francachelas, sin contar, con todo el dinero que se destinaba para equipar a la policía e inaugurar cuarteles, para atemorizar a la población.

La respuesta del mandatario a las justas demandas estudiantiles no fueron las más conciliadoras, había declarado horas antes, que no los recibiría, subestimando a los jóvenes que venían agitándose semanas antes en sus planteles.

La marcha recorrió la avenida Central y al llegar a las inmediaciones de la presidencia, la Guardia Nacional, los recibió con una violenta represión, que provocó la muerte del estudiante José Manuel Araúz, que cursaba el tercer año en el colegio Artes y Oficios. Muchos estudiantes cayeron heridos, con sus libros y lápices, por el solo hecho de exigir sus demandas. En la medida que pasaban las horas llegaban los lesionados al Hospital Santo Tomás y la enfermería del Instituto Nacional, donde recibían los primeros auxilios.

En la noche, estudiantes universitarios, dirigidos por la FEP, UES y UEU,  marcharon hacia la presidencia, demandando la renuncia de los tres comandantes de la Guardia Nacional: Bolívar Vallarino, Saturnino Flores y Timoteo Meléndez, además, del Ministro de Educación, Víctor N. Juliao, a quienes responsabilizaban directamente por la muerte del estudiante Araúz, sin excluir, al Presidente de la República.

El sepelio de Araúz, se realizó al día siguiente, los medios de comunicación escritos reportaban la asistencia de 20 mil estudiantes, pertenecientes a distintos planteles, entre estos: el Instituto Nacional, José Dolores Moscote, Instituto Istmeño, Instituto Justo Arosemena, Richard Newman y el Liceo de Señoritas. Participaron delegaciones de la provincia de Colón y el interior del país. El periodista Arquímedes Fernández, director del Diario la Hora, señaló en un editorial que:

‘El sepelio del estudiante mártir José Manuel Araúz, constituyó uno de los actos más significativos que se hayan registrado jamás en la vida nacional panameña’.

La decisión del gobierno de no aceptar responsabilidades y en eximir de culpa a la comandancia, trajo consigo nuevas manifestaciones, que se produjeron el jueves 22 de mayo. Estas protestas fueron reprimidas, pero con la diferencia de que en esta ocasión la Guardia Nacional, colocó francotiradores en la azotea de edificios y un mayor número de policías armados, que acabaron con la vida de ocho panameños, según la versión oficial, y responden a los nombres de: Rolando Jiménez (del Instituto Nacional), Belarmina de León, Osvaldo Campbell, Lucio Paz (Artes y Oficios), Manuel de Gracia (estudiante), Héctor Eloy Gómez, Eduardo Girón de cinco años de edad y Miguel A. Batista Jr. (estudiante). Extraoficialmente, se indicaba más muertos, que llegaban a la cifra de 30, los familiares no los reportaban por temor al terrorismo de Estado. El gobierno por medio de sus secuaces, ordenó que los sepelios se hicieran sin la mayor convocatoria, se vivían momentos de angustia por parte de la población.

El gobierno, ese mismo día, haciendo gala de autoritarismo, tomó la apresurada decisión de expedir el decreto No. 1, suspendiendo las garantías constitucionales por un término hasta de 30 días.

Lo acontecido, era una muestra más de la intolerancia, que los distintos gobiernos oligárquicos tenían desde hacía décadas en contra de las protestas populares.                   La agresión policial, al servicio de la burguesía, se había vivido a lo largo de los años cuarenta y cincuenta, ejemplo notorio, fue la acontecida el 12 de diciembre de 1947, a raíz de la oposición nacional al oprobioso Convenio Filós- Hines, donde resultó gravemente herido el estudiante institutor Sebastián Tapia.

Los gobernantes, incapaces de dar respuestas a los problemas que padecía la Nación, decidían refugiarse en los fusiles de Guardia Nacional y provocar baños de sangre, como aquel mes de mayo de 1958.

Producto de la crisis, el Rector de la Universidad de Panamá, Jaime de la Guardia, se propone como mediador. Su actuar dará a la luz el denominado ‘Pacto de La Colina’, firmado el 29 de mayo. Se concluyó entre otros puntos, que: 1. Que el gobierno atendería la situación educativa del país, esto iba acorde, con las denuncias que se presentaban, en la dirección de que el presupuesto del Estado priorizaba en atender las necesidades de los cuarteles en detrimento de la educación pública. Por lo anterior, la consigna de los estudiantes era ‘MÁS ESCUELAS, MENOS CUARTELES’ 2. Se debían liberar todos los detenidos 3. Los comandantes de la Guardia Nacional cesarían sus funciones al culminar el período presidencial cada cuatro años. Esto se debía a que el alto mando permanecía inamovible en sus cargos con los gobiernos de turno. Los presidentes, no se atrevían a removerlos, ante el temor de un golpe de Estado, como sucedió con Daniel Chanis en 1949.

Lo registrado en la Gesta de mayo de 1958, hace 65 años, constituyó la causa y el efecto de un movimiento estudiantil consolidado, que venía en desarrollo desde la década del cuarenta con el surgimiento de la FEP y el Frente Patriótico de la Juventud. Los estudiantes escribieron en aquel período páginas gloriosas, que merecen ser recordadas.

Carlos Gerónimo Núñez

Dedicamos este escrito al amigo y patriota Carlos Jerónimo Núñez López, quien fue uno de los principales dirigentes estudiantiles de la Gesta de mayo de 1958, desde la Asociación Federada del Instituto Nacional y la Federación de Estudiantes de Panamá.

Recogemos de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP) parte de su biografía, publicada el 18 de julio de 2016, un día después de su deceso.

Carlos Jerónimo Núñez López, panameño, nació en 1939 y fallece el 17 de julio 2016.

Periodista y comunicador social, investigador de nuestra historia nacional y de nuestra América, promotor cultural y luchador popular y social. Estudio en la Universidad Lomonosov, Moscú, U.R.S.S. (1973).

Desde muy joven, inició su militancia estudiantil y juvenil, participó en la dirección del grupo: “Sebastián Tapia” para las elecciones de la Asociación Federada del Instituto Nacional, en 1956, siendo candidato al cargo de Secretario de Cedulación junto al compañero Floyd Britton Morrison, como Secretario General y otros destacados dirigentes estudiantiles como: Eduardo Santos Blanco, Tomás Herrera Cálix, Adán Castillo Galástica, Julio Moreno Davis, Carlos Calzadilla Jr. y Galileo Solís.

Fue Secretario General de la Asociación Federada del Instituto Nacional A.F.I.N. (1957-1959) y Secretario de Acción del Consejo Ejecutivo Federal de la Federación de Estudiantes de Panamá F.E.P. (1957-1960).

Perteneció a la gloriosa, combativa y revolucionaria Generación de mayo de 1958, luchando desde la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) y la Federación de Estudiantes de Panamá, bajo la consigna de “Más Escuelas, Menos Cuarteles” contra la corrupción gubernamental, el militarismo y la oligarquía.

Dirigió un programa en Radio Kontrol Stéreo (98.5 FM) en La Chorrera. Era bibliotecario de la Sociedad Bolivariana de Panamá Oeste y Director -Presidente del Instituto Interoceánico de Panamá. Colaboró con artículos y reportajes en la Revista Cultural Panamá Vive. Era destacado miembro del Sindicato de Periodistas de Panamá, del Colegio Nacional de Periodistas (CONAPE), de la Asociación de Periodistas de Panamá Oeste, Secretario Ejecutivo de la Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos-Capítulo de Panamá (AAPEBCAP), de la Coordinadora del Movimiento Por la Unidad de Nuestra América (MP-UNA) Capítulo de Panamá y del Directorio del Partido Alternativa Popular (P.A.P.)

Su ejemplo de lucha y combatividad perdurará en la historia Patria.

11 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.82 ( 9 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El gabinete que ha constituido Mulino, está lejos de ser un gobierno de unidad nacional.

El Fenómeno Político Que Se Vivió Y Se Vive En Nuestro País, No Es Nuevo …

Deja una respuesta