Últimas Noticias...

Un reclamo inmoral contra el Estado.

Dos empresas controlan el negocio de gas licuado y amenazar al estado y castigar al pueblo, es perverso y criminal. Después se sorprenden cuando los estados nacionalizan este tipo de negocio.

Editorial

 

Durante más de cincuenta años los panameños estamos atados a un monopolio con el comodín del gas. Ya no es un secreto que el gas para cocinar y otras necesidades de los panameños, es un negocio de dos familias, tradicionalmente vinculados a los gobiernos en turno, sean civiles o militares.
También es un hecho que, el tanque de gas está subsidiado por el gobierno, lo que representa en ese solo rubro decenas de millones de dólares para ese grupo familiar. La fortuna amasada es inmensa y la pregunta es: Cuánto en impuesto le han pagado al Estado?
El gas licuado para cocinar es un sub producto del petróleo que en el mercado internacional se vendía a precios módicos, sin embargo, con la guerra en Ucrania se ha encarecido un poco pero también nos percatamos el precio real del gas que nos vendes sobrepreciado. Esta situación en nada ha atentado con las ganancias de esas familias, ya que obtienen riqueza por cada metro cúbico adquirido y más el jugoso subsidio del Estado.
En estos días las familias monopolistas del gas han amenazado al gobierno con cortar el suministro de gas, por un atraso en el pago de sesenta y cinco millones de dólares. No les interesa para nada la angustia que esto genera a la población panameña, especialmente a los más humildes que son los que usan el tanquecito de “25 libras” aun cuando se han enriquecido a costa de todos o el estallido social que se puede generar.
Cuando se tenía la esperanza que los escrúpulos tienen un límite, una línea roja no traspasable, estas familias han demostrado la certeza de la parábola bíblica, que dice que más fácil que pasa un camello por el hueco de una aguja, que entrar un rico al reino de Dios. La catadura moral de estas familias es como el rocío, no se ve, pero en este caso además huele muy mal.
Es inaceptable la extorsión planteada contra los panameños. Ya es el momento en que se abra ese mercado cerrado y penalizar la extorsión como un atentado contra la economía nacional.
A la extorsión no. Al chantaje una lección ética pidiendo los impuestos adeudados y la transparencia en los números de costes de gas adquirido y que se abra el mercado y se ponga fin al impresentable oligopolio.

11 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.51 ( 16 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Trabajadores del mundo de la construcción podrían adoptar medidas de retaliación contra Gobierno y Centro Bancario Panameño.

Recientemente, una delegación del Sindicato de la Construcción, Suntracs compuesta por el  Secretario General  y …

Deja una respuesta