Últimas Noticias...

Minería: Arreglo No Cierre Si

Juan Jované

 

J.P.Morgan, siempre se vendió como un gran Filántropo, pero en verdad fue el forjador de una gran fortuna a base de muchas triquiñuelas.

 

El día 28 de noviembre fue uno alegría, júbilo y orgullo para el pueblo panameño. El fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que declaró el contrato minero totalmente inconstitucional fue un claro triunfo de la voluntad y decisión de lucha de toda la población. Sin embargo, se debe tener en cuenta que las fuerzas externas y locales que intentan mantener la explotación de Minera Panamá S A, así como defender el estilo de crecimiento minero – extractivista, no están plenamente desarticuladas. Estas seguirán intentando imponer su visión antinacional.

Su estrategia sigue siendo la misma pero intensificada desde el exterior, dada la derrota y debilidad de sus componentes locales: el gobierno de turno muy desarticulado y los sectores dominantes internos, que han visto su legitimidad duramente cuestionada, hoy intentan mostrar, obviamente de manera temporal, una cara relativamente nacional.

En estas condiciones, se ha fraguado un plan que opera básicamente por el accionar de First Quantum Mineral (FQM) y las calificadoras de riesgo, obviamente apoyada por los medios de comunicación de los sectores económicamente dominantes. La misma se inicia con un comunicado de FQM, en el que luego de haber amenazado con un proceso de arbitraje, indicaban, con el mayor desprecio la institucionalidad legal de Panamá, su intención de una negación con el gobierno de turno que “la situación se resuelva durante un período de 90 días”. Para intentar posicionar su interés, en otro comunicado publicado inmediatamente después del fallo de la CSJ, volvía a insistir, usando cifras sesgadas, en los supuestos beneficios económicos de su explotación minera. Desde luego que, al igual que la empresa Indesa, se mantuvo un absoluto silencio sobre los inmensos e inconmensurables costos ambientales.

La ofensiva contra la voluntad de la población, en su desarrollo ha llevado a integrar la actividad de las calificadoras de riesgo, entidades cuyo único interés es el de proteger los intereses del capital financiero transnacional. La primera en activase ha sido J. P Morgan.

En un movimiento, que desde luego estaba programado, mientras la población panameña celebraba su triunfo, la empresa J. P. Morgan, publicaba un documento bajo el ofensivo título de “The plot thickens” (la trama se complica). En ésta se trata de intimidar a la población panameña, proponiendo que el fallo de CSJ, que invalida todo el contrato constituye un hecho catastrófico para Panamá.

Tal como lo había hecho el profesor Champman Jr unos días atrás, J. P. Morgan argumenta que el crecimiento del PIB no solo se deteriora en el 2024, si no que su dinámica se caerá en el mediano plazo si se cumple, como queda claro el fallo de CSJ, con el cierre ordenado de la explotación de Minera Panamá S. A. Incluso llega a afirmar que, dado el fallo y la posición de la población panameña, Panamá ya habría demostrado ser un país con una institucionalidad no favorable a la inversión externa. También se dice que, de no buscarse una salida alternativa, se perdería irremediablemente el grado de inversión, mientras que el país, además, enfrentaría un arbitraje que le podría costar entre B/. 8.000 millones y B/.9,000 millones.

Se trata, sin duda, de una posición encaminada a que las panameñas y los panameños decidamos violar nuestra propia soberanía, que dejemos de ser un pueblo capaz de decidir y construir nuestro propio destino. Lo que propone J. P. Morgan es que Panamá acepte la propuesta de FQM de entablar un diálogo que permita una reformulación del contrato rechazado. Este sería, además, el camino para echar abajo la moratoria y revivir el proyecto minero – extractivista destructor del ambiente.

Frente a esto la dignidad del pueblo panameño debe demostrar que ha hablado claramente, que este país no es un país minero, que somo una Nación históricamente dispuesta a defender su soberanía. Tres elementos son, entonces necesarios.

En primer lugar, que FQM simplemente está intentando ganar tiempo, ya sea para tratar de que el gobierno de turno se corra el riesgo de intentar una nueva negociación, o alternativamente para cumplir con un requisito que tendría que cumplir para colocarse en ventaja en el eventual proceso de arbitraje. En este último aspecto estarían tratando de cumplir con el Artículo 9.22 del Tratado de Libre Comercio Panamá – Canadá, que obligaría FQM a buscar un arreglo “amistoso”, antes que se inicie el arbitraje. El ejecutivo panameño, debe ser objeto de la presión ciudadana para que evite este tipo de arreglo, obligándose a cumplir con el fallo se la CSJ y la voluntad de la población: el cierre de la explotación de Minera Panamá S. A.

En segundo lugar, es importante destacar que, dada la argumentación del Fallo de la CSJ, en el que se hace una amplia referencia a los impactos ambientales, es un importante elemento de protección de los interese nacionales en cualquier arbitraje.  Para dar un ejemplo de la razón de esta afirmación es conveniente referirse al Artículo 9.1 del Tratado de Libre Comercio Panamá – Canadá. En este queda claro que las acciones para proteger los objetivos legítimos del ambiente no constituyen un elemento de expropiación indirecta.

En tercer lugar, es esencial salirle al paso al catastrofismo económico. Para esto, además del plan alternativo para las comunidades cercanas a la mina, el país deberá definir, en un amplio proceso de consulta, una estrategia de desarrollo democrática, socialmente justa y ambientalmente sostenible. En la misma, a diferencia de lo que sugiere J. P. Morgan, la inversión externa puede obviamente jugar un papel, siempre y cuando se cumplan con los objetivos nacionales incluyendo los sociales y ambientales. La atracción de la posición geográfica de Panamá, así como el uso racional y sostenible de sus recursos naturales, pueden asegurar un futuro próspero para todas y todos los habitantes de nuestro hermoso y verde país.

El pueblo panameño ha logrado una enorme Victoria, ahora toca protegerla y profundizarla. ¡No al arreglo! ¡Si al cierre ordenado de la mina!

27 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.03 ( 42 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Cómo Duele Mi Panamá….

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político   El 60 por ciento de …

Deja una respuesta