Últimas Noticias...

Los efectos fundamentalistas del pensar ideológico.|

Por: Dr. José R. Acevedo C.

En los Estados Unidos hoy en día persisten dos grandes ideologías. El bipartidismo entre demócratas y conservadores tiene divididos a los estadunidenses. Los demócratas inicialmente conservadores, post a su independencia cayeron y vivieron durante muchos años una ceguera cimentada en la ideología de extrema derecha, racialmente segregacionista e imperialista. Segregaron a los asiáticos y a los negros, a los mejicanos y a los nativos americanos, e igual a las mujeres. Esta ideología no les permitía tolerancia respecto del pensamiento disidente sobre los valores y el estatus quo que los blancos consideraron como valores supremos y los valores aceptados por todos.

Los demócratas originados con la reciente e independiente nación surgen del partido republicano de Jefferson y Hamilton. Hay que recordar que A. Lincoln era republicano jefferseniano, tiempo después de la guerra intestina de secesión, ante la resistencia sureña a acatar la abolición de la esclavitud, se debilita el partido y emerge de a poco una facción menos nacionalista, social demócrata, que se consolida post a la gran depresión del año 29 a 32, como la visión demócrata actual. Empezaron a dejar el conservadurismo exacerbado, permitiendo una inicial y débil integración racial, que a la fecha no alcanza la igualdad racial, ya que la discriminación racial sobre todo respecto a los de color, asiáticos y latinos es evidente y se mantiene salvo que, ya no salen los encapuchados del Ku Klux Klan.

Los demócratas suavizaron su visión intolerante, se aperturaron un poco más al reconocimiento de la integración, reconocieron derechos laborales y a la mujer la sacaron de la invisibilidad, aun conociendo que ellas al igual que los hombres levantaron el país como pioneros de la conquista exterminadora indígena del Oeste norteamericano.
Luego los demócratas en su ideología menos conservadora, son sustituidos por los republicanos, ahora ultra conservadores ya que los sobrevivientes sesionistas sureños que se organizan políticamente, con la finalidad de mantener el modelo sociocultural imperante antes de la guerra de secesión.

Los republicanos y demócratas, consideraron el expansionismo como un destino natural de los norteamericanos, a esto se le conoce como el colonialismo imperialista, sustentada en la antigua doctrina Monroe.

La ideología de derecha norteamericana antes del gobierno demócrata de J.F Kennedy, impulsada por el Senador MaÇarthy, inició una persecución ideológica a quienes concebían la ideología marxista sobre la propiedad privada y el modelo político del proletariado y de la repartición de la riqueza, con la regulación estatal o intervencionismo en la actividad económica. En esta fase, la libertad fue víctima de la ideología. Esta persecución, sólo tiene como precedente aquella que ejecutaron los ingleses del rey Jorge en contra de los colonos que iniciaron la revolución del té y la revolución independentista.

Demócratas y republicanos, educados e inteligentes, con un alto grado de fe protestante, por la ceguera ideológica y fundamentalista, actúan con intolerancia ante formas de pensar o visiones políticas distintas, sobran los hechos históricos. Recientemente Trump y sus seguidores, casi logran aniquilar nuevamente el expresar las ideas en libertad.

Esta deformación humana, totalmente inaceptable la poseen muchos que tienen ideologías de izquierda. Les causa un prurito y la ceguera ideológica les impide aceptar pensamientos críticos sobre regímenes que dicen acoger el modelo ideológico marxista, pero a costa de la libertad de otros, mientras sus gobernantes viven con más opulentamente que los millonarios de derecha.

Lo fundamental es aceptar que una ideología jamás debe sostener la esclavitud, segregación, supresión de la libertad. Hay que entender que ninguna ideología es perfecta, que también es usada para beneficio personal como ocurre con las creencias de fe.

En lo personal jamás aceptaré la injusticia de un hombre sobre otro, venga de un gobierno de derecha o de izquierda. Tampoco claudicó mi pensamiento en criticar al político o gobierno que se autoproclama emperador, reprimiendo toda disidencia. Esa ceguera ideológica y fundamentalista, está al margen de mis neuronas. El desconocimiento al derecho fundamental de la libertad en toda su dimensión, siempre requiere ser develado y nunca normalizarlo, sean que lo hagan demócratas, republicanos o marxistas

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Llegó San juan. Y el cumpleaños de Ana Christina Guerra.   

Por Ramiro Guerra M.        Fiesta de San Juan en Chitré (Ayer)        …

Deja una respuesta