Últimas Noticias...

LO QUE QUEDA DE OMAR TORRIJOS |


Por: Gonzalo Delgado Quintero

Lo que queda hoy de Omar Torrijos es el país entero y el respeto internacional sembrado profundamente por él. Con su gran liderazgo logró cambiar una “caricatura de nación” por un país respetado por todo el mundo. Esperamos que esto último no cambie.

Torrijos negoció los tratados  del Canal de Panamá con Estados Unidos (E.U.). Con su firma el 7 de septiembre de 1977, se formaliza el traspaso de las 14 bases militares a Panamá, el propio Canal, sus aguas y tierras adyacentes; además, dejan de haber autoridades, negocios y entidades norteamericanas. El pacto canalero acabó con la oprobiosa injerencia de EU, mantenida a través de su brazo extendido de policías, funcionarios, instituciones donde ondeaba la bandera de ellos y el cuerpo de jueces que se tomaban la atribución de juzgar a panameños de acuerdo a los marcos legales imperantes en la Zona del Canal y al margen de las leyes de nuestro país. En términos generales, el país obtuvo su real soberanía.

En realidad fueron dos tratados, uno de ellos garantiza la neutralidad del Canal de Panamá y el otro la “devolución”. Como se sabe, la vía acuática y demás propiedades controladas por los Estadounidenses, pasaron a manos panameñas; un logro que se desarrolló en forma paulatina y que finalizó con el total traspaso el 31 de diciembre de 1999.

Ahora bien, Omar Torrijos Herrera recibía presiones de todas partes y debió acceder a muchas de ellas para lograr su objetivo. El propio James “Jimmy” Carter le solicitó el repliegue a los cuarteles y dar paso al multipartidismo. Lo que se conoce como la apertura democrática que trajo consigo la legalización de los partidos políticos, una mayor liberación de los medios (prensa, radio y periódicos) y sobre todo, el regreso de los exiliados políticos. Y aunque Torrijos sabía la calaña pútrida de antipatriotas que eran; aún así, el líder panameño cumplió.

De retorno en el país, sus detractores, en su mayoría pro-norteamericanos, cuestionaban que de “soberanía no se comía”, y se referían a la lucha de Torrijos por la recuperación del Canal. Malos panameños que se opusieron en ese momento a la firma de los Tratados, y que después lo confiesan, tal y como lo hicieron los ex – presidentes Mireya Moscoso, Juan Carlos Varela y el precandidato Alberto Vallarino. La historia recoge esas y otras confesiones. Lo malo es que son ahora, estos mismos señores, quienes mantienen una alta presencia en la Junta Directiva del Canal y en otras instancias de la administración de esta entidad estatal.

Siguen criticando a Torrijos. Que endeudó al país y tratan de tapar y borrar su obra. Dicen de todo, pero recuperó el Canal, tierras, edificios, agua y soberanía que de llegar a cuantificarse hoy, sobrepasaría los 100 mil millones de balboas. Torrijos, en conjunto con la Federación de Estudiantes (FEP), las Columnas Juveniles 9 de Enero, la Federación Nacional de Mujeres Democráticas y las diversas organizaciones sectoriales como fueron los comités de trabajo, las juntas locales y Comunales, los Representantes de corregimiento y el IFARHU, promovieron la alfabetización y además logró graduar a muchos maestros para erradicar el analfabetismo.

Creó el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y lo  hizo una entidad de producción que comercializaba los diversos productos a través de la venta directa y para ello, instaló los Frigomidas. Eso llevó a la apertura de caminos de penetración por todos los campos del interior y el acceso a alimentos buenos y baratos.

Los dineros de los préstamos si se veían en las obras construidas. El Gimnasio Nuevo Panamá, el Estadio Revolución, la piscina Patria, el Aeropuerto de Tocumen (solo le han quitado el nombre que tenían en un principio), Atlapa, el edificio de La Lotería, la autopista de Panamá-La Chorrera; creó el Puerto Pesquero de Vacamonte, el oleoducto en Chiriquí, el Centro Bancario Nacional, Cemento Bayano, creó el Banco de Desarrollo Agropecuario, el MIDA, el Ministerio de Planificación y Política Económica, el Instituto de Mercadeo Agropecuario, la Corporación Azucarera La Victoria  y bajo esta institución se desarrollaron los ingenios como Felipillo, la DIGEDECOM; amplió la Zona Libre de Colón, el IFARHU, el INDE (Pandeporte) y el INAC (Ministerio de Cultura).

Expropió la Compañía Fuerza y Luz, creando el Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación (IRHE)  Además, para fortalecer el nuevo IRHE, desarrolló gigantescas obras como las represas La Yeguada y Bayano. En el caso del Instituto Nacional de Telecomunicaciones (INTEL en la parte comunicacional creó las instalaciones de Intercomsa. La modernizar del país permitió el acceso masivo de todos los ciudadanos a tener un teléfono, antes de esas acciones de Torrijos esas comunicaciones estaban limitadas a muy pocas personas.

Además del teléfono, Torrijos logra en aquellos tiempos que la televisión panameña se desarrollara. Esas antenas instaladas de Utivé, (el mejor punto de recepción) permitieron que Canal 4 y Canal 2 realizaran  transmisiones vía satélite dando paso a una nueva era en las comunicaciones televisivas y la capacidad de ampliar la cobertura con la posibilidad de obtener las grandes ganancias que se generaron y se siguen dando.

Omar Torrijos fue conocido en todo el mundo. Convirtió su esfuerzo en una lucha internacional, lo que abrió esperanzas para innumerables procesos de descolonización  en diversos puntos del mundo. Contrario a cualquier otro efímero gobernante, con Omar Torrijos, entre más pasa el tiempo, más evidente es la grandeza de su figura y de su obra.

Este artículo lo escribo debido a mi preocupación por el tema del torrijismo. No es todo, apenas si doy algunos aspectos de Omar Torrijos. Pero el hecho es que si a los muchachos no se les explica la historia como debe ser, nunca la aprenderán bien y será entonces entendida, cualquier otra versión sesgada que sea narrada o escrita.

El propio Omar Torrijos decía que su creación más importante era el Partido Revolucionario Democrático (PRD), y hacía la analogía de las cuatro patas de la mesa (El Gobierno, la Guardia Nacional, el Poder Popular y el PRD); pero era el partido la más importante de entre las cuatro patas. Allí se sostendría no solo la estructura política e ideológica, no solo el tema electoral, no solo el gobierno, sino la esperanza dentro de una democracia participativa y de consulta popular y por tanto, el PRD sería esa posibilidad para que el pueblo mantuviera esa oportunidad. El mismo Omar Torrijos decía que si llegado el momento el PRD se convertía en la esperanza electoral de los enemigos, todo se había perdido. Sin más, ante el último golpe que le quieren dar desde adentro y desde afuera al partido de Omar, de desideologizarlo, de desprestigiarlo por errores de otros y de decir que de la obra de Omar Torrijos queda muy poco, anunciada actualmente por un medio televisivo que incluso tiene deudas históricas pendientes con él. Este canal promueve un reportaje titulado: “Lo que Queda de Omar Torrijos”, no sé para los demás, pero sea cual fuere lo transmitido, guarda un sesgo de desconocimiento sobre la dimensión de lo actuado y realizado por este gran líder nacionalista panameño.

De todas formas, lo reiteramos, fue el país entero su gran obra. Por tanto, el esfuerzo de hacer y promover de las presentes generaciones de jóvenes y viejos, que debe ser hacia los grandes cambios a lo interno del colectivo para guiarlo nuevamente por los senderos  del torrijismo, para que ganemos una vez más la confianza del pueblo y finalmente lograr cumplir el último objetivo que es el desarrollo social pleno del pueblo panameño, está pendiente, no esperemos de ninguna otra parte y menos que caiga del cielo, cuando la respuesta está en nuestras manos.

Hay que exigir que el gobierno cambie de rumbo. Que cumpla las promesas de superar esa sexta frontera. Que el partido deje de ser el instrumento de enriquecimiento de cuatro bellacos y sea el portaestandarte de ese verdadero cambio. La dirección actual del PRD, como están las cosas, es incapaz de ayudar a ese cambio porque son estos mismos miembros, quienes también ocupan altos cargos en el Ejecutivo y Legislativo, que están llevan a la nave para estrellarla en los acantilados, guiados por los cantos de sirena y no por los clamores del pueblo.

1 Hay un solo Like:(

Califica el Post...

User Rating: 4.08 ( 15 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Corrupción Tiene Muchos Rostros.

Algunos Adalides Del Discurso Anticorrupción Evitan Hablar De Algunas De Sus Expresiones. Por Ramiro Guerra …

Deja una respuesta