Últimas Noticias...

Las minas y la desgracia nacional (I)

Por: José Dídimo Escobar Samaniego

“Quien ama el dinero, de dinero no se sacia.

Quien ama las riquezas, nunca tiene suficiente.

¡También esto es absurdo!”

Eclesiastés, 5:10

 

En la década de 1970, viajamos por primera vez al área de Coclesito, lugar de descanso y reflexión del General Omar Torrijos. Desde entonces se presumió que, bajo aquella espesa selva se escondía una riqueza mineral que luego de estudios geológicos de una agencia de Naciones Unidas, resultó en cantidades inmensas de oro y cobre, además, de otros minerales de no menos importancia.

La empresa First Quantum Minerals Ltd. y su subsidiaria Cobre Panamá, S.A. actuando con dolo inaudito, sabiendo de antemano que, en la Corte Suprema se llevaba adelante un proceso de inconstitucionalidad del Contrato minero que ellos habían obtenido de Minera Petaquilla, no obstante y sin rubor solicitaron la prórroga del contrato Ley 9 de febrero de 1997, y con la anuencia de ministro Arosemena del MICI y el Presidente Juan Carlos Varela, se publicó en la Gaceta Oficial No. 28344-B el miércoles, 16 de agosto, extendiendo algo que no estaba en manos del Ejecutivo y haciendo propicia la ocasión para la extralimitación de funciones públicas, penado según nuestra legislación y convirtiendo a la empresa en una forajida que alegó un derecho que nunca existió, porque todo lo que había era la presencia de delito y de burla a nuestras instituciones jurídicas.

Este argumento lo usaron hace casi tres meses atrás, cuando el gobierno nacional de Laurentino Cortizo en una comparecencia pública les estableció un término para el fin de una negociación que se inició hace más de un año atrás y que jurídicamente tampoco tenía ningún fundamento, pues lo que determinó la Corte Suprema el 21 de diciembre de 2017 fue la extinción de la relación jurídica del Estado con la Empresa Minera y la misma debió concluir de inmediato sus operaciones, decisión que quedó ejecutoriada ese mismo mes, de ese mismo año, cuando fueron notificadas las partes conforme al artículo 2568 de Código Judicial vigente y que por ningún lado dice que, en estos procesos, se requería de la publicación en la Gaceta Oficial, como alegaron los abogados de la empresa, siendo que, ellos conocían a fondo todo lo decidido, porque Morgan & Morgan, nunca fue parte del proceso, sino que; según mi colega Juan Ramón Sevillano, que fue quien Junto a la Licenciada Serracín interpusieron en 1998 el Recurso de Inconstitucionalidad, la firma obtuvo un poder de la empresa y ensayaron un tercería y luego del fallo, Morgan y Morgan presentó, un despistado Alegato de Conclusión dentro del proceso y por último y después del fallo, presentaron 6 memoriales, todos improcedentes, conforme a derecho, por lo cual, estaban en perfecto conocimiento de la sentencia y no pueden alegar que desconocían el resultado y que se requería su publicación en el periódico del Estado.

Es así como entraron en desacato abierto, descarado y no atendían como el resto de los ciudadanos, las decisiones finales de nuestra más alta jurisdicción y se burlaban de nuestra gente y de nuestras instituciones.

La relación jurídica entre la empresa minera y Panamá, concluyó en diciembre de 2017 con el fallo ejecutoriado en esa fecha. No puede existir ninguna otra relación jurídica, porque de allí en adelante, lo que ha existido, son maniobras elusivas, desacato; todas como parte de un atraco que lamentablemente, la concupiscencia, el irrespeto y el abuso de una empresa poderosa pudo imponer a un gobierno timorato, genuflexo que se ha dejado extorsionar con amenazas sin fundamento y que son un motivo más para no alargar una tormentosa y venenosa relación en la que, nos están atracando nuestro patrimonio, de modo que quien nos asalta a plena luz del día, no puede ser el que nos amenaza porque no le permitimos que nos siga robando.

Ninguna empresa o persona puede argumentar protección a su inversión, si la misma no es conforme a las leyes vigentes. La empresa minera que alegó tener derecho, pero no los puede probar, amenazó al gobierno nacional con recurrir a instancias internacionales, pero eran tan audaces que, ellos son los que en abierto desacato a la seguridad jurídica, han expuesto a la república de Panamá; al escarnio y al irrespeto de nuestras leyes e instituciones y además, se ha robado, por más de cinco años, cerca de quince mil millones de dólares en minerales valiosos y solo nos han dejado migajas y destrucción institucional y ambiental impresionante.

Hasta que la Asamblea Nacional apruebe lo negociado por el gobierno del presidente Cortizo, todas las operaciones de “Quentum” (Minera Cobre Panamá), son ilegales y fuera de ley. La autoridad marítima no puede permitir la apertura de Puerto Rincón para que esta empresa siga sacando recursos minerales del país.    El presidente, anuncia con bombos y platillos, que se llegó a un acuerdo con esa empresa y no aclara el país, si es cierto o no, que los reales dueños de esa empresa son estados extranjeros, lo cual nuestra Constitución Política prohíbe tal relación. Mientras tanto, Quantum, se ha burlado del país y de todos los panameños.

Hace 70 años atrás, un panameño, José Antonio Remón Cantera, ante un hecho similar, dijo: «¡Ni millones ni limosnas, queremos Justicia!». Es evidente que si la justicia no nos acompaña en la clarificación diáfana de este asunto, todo esto será el campo abonado para el resurgimiento de la violencia, porque sin justicia no puede haber paz. Lo peor de todo esto, es que, le legamos a nuestros hijos y nietos, no una herencia de dignidad, sino de sometimiento y los recursos que deberían ser usados con responsabilidad para alcanzar el desarrollo nacional y la realización plena de nuestra gente, hoy está en manos de forajidos y atracadores que encontraron a cobardes que les han permitido apropiarse de lo que nos pertenece. Sabido es que: «el Chantaje se alimenta de la cobardía»

Esta empresa minera irrespetuosa, con pretensiones mezquinas, grosera con el país víctima de su atraco, extorsionadora por excelencia, con una capacidad económica desproporcionada, que ha contratado a todas las firmas de abogados connotados, ha contratado también los servicios de todos los medios para ocultar el asalto y que ha preferido envilecer a todos con el dinero mal habido, producto de un descarado robo, debe también saber que: “Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz. Porque Dios traerá toda obra a juicio, junto con todo lo oculto, sea bueno o sea malo. Así que no les temáis, porque nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse”. Lucas 12:2

¡Así de sencilla es la cosa!

8 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.08 ( 13 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

95 Aniversario del Nacimiento del Gral. Omar Torrijos Herrera.

Recordando a un dirigente comprometido con su patria Miguel Montiel-Guevara  El 13 de febrero de …

Deja una respuesta