Últimas Noticias...

LA DOBLE MORAL DE LOS ESBIRROS SINDICALES EN PANAMÁ.

Por muchos años en panamá el movimiento sindical a estado atomizado y adormecido por factores muy variables. La perpetuidad de algunos dirigencias sindicales que no se conectan en el espacio y tiempo con sus bases, es uno de los problemas.

El movimiento sindical se convierte en cuartel de invierno, sirviéndose de éste para realizar negociaciones sin asco y de forma abierta, al margen de los derechos de los trabajadores y en complicidad con el poder empresarial, el gobierno de turno y el partido que sea. Así las cosas, EL CONATO se ha convertido en una especie de hueste laboral sumisa y servil, cual dama de compañía que en un centro nocturno, ofrece sus servicios amancebados al poder existente, a cambio de los privilegios y prebendas que reciben.

Dentro de la vorágine de esta pestilente podredumbre sindical nace una novel y joven camada de dirigentes sindicales que han emergido para posesionarse en el sitial de defensa de la causa de los trabajadores del país, en correspondencia con las exigencias clamadas sobre los cambios profundos y determinantes que se encaminan a la edificación de la clase obrera panameña. En este sentido, con el accionar de esta nueva sangre de liderazgo sindical, se han puesto en jaque algunas oscuras acciones en contra de los trabajadores y del pueblo en general.

Al destacar ese nuevo liderazgo, a esa nueva camada de líderes, nos estamos refiriendo a quienes se activan principalmente en LA CONFEDERACIÓN UNIFICADA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CUTP), LA CONFEDERACIÓN NACIONAL DE UNIDAD SINDICAL INDEPENDIENTE (CONUSI), LA FEDERACIÓN AUTÉNTICA DE TRABAJADORES, (FAT) LA FEDERACIÓN UNITARIA DE TRABAJADORES (FUCLAT). Estas son organizaciones sindicales con mayor beligerancia y relevancia en Panamá.

Esto ha conllevado a general profundas contradicciones y abrir heridas que por falta de adecuados cuidados y el tratamiento eficiente de desinfección, se ha vuelto pestilente. Esta vieja y rancia escuela sindical en Panamá ha inducido a una situación bicéfala del movimiento sindical que se sustenta con una campaña de maldad y odios viscerales que se ha venido traduciendo en persecuciones en contra los nuevos líderes beligerantes y luchadores de Panamá como viene a ser el caso de los HERMANOS GUSTAVO Y ABELARDO HERRERA DE LA CUTP específicamente.

Ambos querellados de manera injusta por odios y pasiones banales por parte de la dirigente sindical de una central 1.000 por 1.000 amarillista, orquestada desde su centro de operaciones malianteriles en perejil.

Esta sumisa y servicial CENTRAL SINDICAL con el gobierno de Varela entregó los derechos y lucha de los trabajadores, a cambio de nombramientos de sus dirigentes en altos cargos dentro de su gobierno lo que destrozó la poca crecida de credibilidad que LOS HERMANOS HERRERA construyeron, mientras la dirigieron dignamente y elevaron su capacidad de lucha.

Pero ¿cuál es el gran delito de los Herrera?, si así se puede llamar esta situación. Lo primero es que los trabajadores, molestos por la desidia y entrega de su dirigencia al entonces gobierno de Varela, realizan protestas frente a las instalaciones está amarillista central. Esta deslegitimada dirigencia actúa en contra miembros beligerantes de ese grupo de protestantes de trabajadores que ejercía su derecho en las calles, según lo dictamina el artículo 38 de la constitución política de la República de Panamá.

Es en estas circunstancias que dicha “dirigencia” decide querellar a los hermanos Herrera, en medio de una manifestación de más de 500 trabajadores bajo la engañosa premisa de que eran ellos los que lideraban esa protesta, cuando jamás estuvieron presentes ni siquiera en las cercanías de la entrada de esta central. En este sentido, jamás se llevó a cabo ningún tipo violatoria de la ley y mucho menos se ejercieron acciones violentas o similares en contra de las oficinas de los trabajadores; además, ya mantenían cerradas las mismas oficinas dentro de esta central.

Este proceso ha sido politizado desde su génesis y lo tratan de vender a la población de esa manera. Tratan falazmente de difundir la idea de una lucha de género en la circunstancia que cuestiona, según aduce esta dirigencia, el hecho de: “Una lucha de una Mujer que dirige una central sindical, y supuestamente, dos Hombre que no gustan que las mujeres dirijan dicha organización. Esta es una falacia a todas luces. Una mentira con respecto a lo que en esencia y que pinta este cuadro por donde se vea”. Este argumento es tal falso y baladí por el evidente hecho de que primeramente, en la CUTP, a la que pertenecen los hermanos Herrera, el 80 por ciento de su directiva y gran parte de su afiliación, son mujeres.

Pero la verdad es que esta dirigencia, que presenta sus quejas de esta manera, en realidad es debido a que ellos tratan de empeñar y entregar de manera oportunista, tal y como lo han hecho con las administraciones anteriores, hoy pidiendo canonjías y todo a su alcance al también lo tratan de hacer con el gobierno actual sin que medien consultas con las bases. Por el contrario lo que hacen es justificar este atroz crimen judicial en contra de estos nuevos dirigentes y ellos venderse como víctimas de unos supuestos forajidos sindicales, que más bien son, personas humildes que se han sabido levantar aferrados a su convicción y fe en Dios, lo que los ha convertido en grandes líderes demostrado todo el tiempo.

Entonces porque querer meter preso a dos humilde y sencillo líderes sindicales del interior del país, cuya única falta es enfrentar sin miedo al poder económico y político en Panamá. Simple porque no han cedido a las intenciones del gobierno y su poder económico.

En estos procesos se fumigado dinero vertido en tribunales juicios y audiencias arregladas para disminuir la lucha de los hermanos Herrera, pero sobre ellos hay un gran Dios que los cuida y esa maldad no prevalecerá aunque se vendan todas las centrales amarillistas, aún por encima del distante hecho de que el gobierno acepte tales peticiones y una dirigencia que es espuria y que solo observa el interés de un minúsculo grupo de malos dirigentes que solo ven la actividad sindical como la forma pancista de medrar con actitud liliputiense bajo la sombra del movimiento sindical y sobre todo la ubicada en perejil, fiel a su estilo de ser una hetaira sindical. Esa no es la manera, de esa forma no podrán doblegar la lucha de estos dos grandes líderes sindicales en Panamá.

Fuerza líderes, que la pelea es peleando y si antes se pedía que Varela sacara las manos de la dirigencia sindical ahora, al producirse ese entreguismo por parte de estos muy cuestionados dirigentes, se lo pedimos también al actual presidente Cortizo.

0 No hay Likes:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

EN TORNO A GABINETES MINISTERIALES, ALIANZAS Y OTROS MENESTERES DEL ARTE DE GOBERNAR.

Por Ramiro Guerra M. Abogados y cientista político. Observo experiencias de otros países y llama …

Deja una respuesta