Últimas Noticias...

Entre Argumentos Te Verás.

A Propósito Del Contrato Negociado Entre El Gobierno Y La Empresa First Quantum. (MINERA COBRE PANAMÁ).

Ramiro Guerra M.

Abogado y cientista político.

Junio de 2023.  

 

Recurrente, el ministro de comercio, Eloy Alfaro (hijo) sustenta la defensa del contrato de marras en lo siguiente:

  1. Este contrato es mejor que el negociado en 1997. Panamá recibirá 10 veces más de lo que establecía el contrato declarado inconstitucional por la Corte Suprema de justicia. Es decir, un argumento dinerario y,
  2. El contrato ha sido objeto de consulta pública y sobre todo con las comunidades cercanas al lugar donde se desarrolla la actividad minera.

Ahora bien, el señor ministro nada dice de que, el lugar donde se realizan esas operaciones, hace parte del corredor mesoamericano.

¿Qué es el corredor mesoamericano?

Sencillo, áreas que pertenecen a varios países, áreas que están protegidas y ello repugna con actividades como la minería a cielo abierto, que entorpece y malogra la integración de la biodiversidad y en ella, el entorno ambiental.

Panamá se comprometió con otros países de la región a abanicar esa integración. El ministro tampoco dice que, en la región, varios países han prohibido la minería a cielo abierto, por sus efectos negativos a la biodiversidad y en ella la protección de la vida humana. Este tipo de minería es alta en contaminación.

El contrato que firmó el gobierno no es claro en cuanto a especificar dónde depositarán o cómo se dispondrá de las sustancias químicas usadas para el procesamiento de los minerales. A propósito, el parlamento europeo ha prohibido en sus países la industria extractiva a cielo abierto.

Tampoco alude al fallo de la Corte Suprema que señaló que este tipo de concesión debe someterse a procesos licitarios.

El señor ministro Alfaro alude a consulta pública, pero no dice que esta no es vinculante por lo que no incide en lo negociado.

Igual, a la empresa se le concede miles de hectáreas y con derecho a aumentar las mismas. Se habla de negociación con dueños de terrenos para adquirir sus tierras, pero si no hay acuerdo, el estado podrá expropiarlas para beneficio de la empresa.

El ministro tampoco alude a las restricciones del espacio aéreo sobre la mina y sus terrenos. Pudiendo ser esta restricción temporal y permanente.

En material laboral se dice que, las relaciones de trabajo se regularán por el código de trabajo y las normas que para tales propósitos se requieran. Eso es violatorio de la constitución.

El ministro tampoco dice que, según lo negociado, la empresa podrá construir toda una red de infraestructuras, carreteras, puertos, área residencial etc., dando forma a un enclave que nos rememora la desaparecida zona del canal. Seguramente para ello la empresa contará con su propio pie de fuerza, sus autoridades administrativas porque a las nuestras, les está vedado ejercer cualquier el dominio dentro de la concesión.

El contrato señala que, dentro de la empresa habrá una oficina de las autoridades panameñas que, estarán pendientes de lo que haga o deje de hacer la empresa. Una oficina con un personal que no pasan de 7 a 8 funcionarios. Eso no es serio. Sobre todo, por la amplia extensión territorial de esa mina y la diversidad de actividades y la cantidad de personas y equipos que operan en el lugar.

El contrato facilita que terceros subsidiarios de la concesión queden cubiertos por la matriz del contrato.

El ministro Alfaro, cita los 395 millones que recibirá el estado y otros renglones, pero no dice a cuánto ascienden las utilidades netas, por extraer nuestro cobre, oro y otros minerales de alto valor económico de nuestro subsuelo. Seguramente una guayaba.

Conclusión, no hay dinero que justifique semejante lesión al país.

2 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Peligrosa Incoherencia de la función judicial panameña

El 27 de noviembre pasado, la Corte Suprema de Justicia en el histórico fallo de …

Deja una respuesta