Últimas Noticias...

El cierre debe llevar al desenclave y no al transitismo

Juan Jované

 

Hace algunos días un columnista del diario La Prensa argumentaba que el cierre de la mina debería verse como el desmantelamiento de un enclave, lo que, desde luego, es una idea correcta. Más aún, el columnista también llamaba la atención sobre la necesidad de tener una visión de desarrollo que guíe dicho proceso, lo que coincide con nuestra visión, a partir de la cual hemos destacado la importancia de tener una imagen objetivo sobre el uso de la tierra luego del cierre de la mina, la cual debería responder a una imagen objetivo alternativa para el conjunto del país.

Teniendo esto en cuenta se debería esperar que el columnista en mención llegara a la conclusión que, dado que el mismo sugiere una visión alternativa de desarrollo, la imagen objetivo para el cierre de la mina se planteara dentro de un proceso que condujera a descartar el estilo de crecimiento minero – extractivista, avanzando a la vez en la superación del modelo transitista que caracteriza a la economía panameña.

Desgraciadamente esto no fue el caso, ya que de acuerdo al columnista del diario La Prensa, el cierre de la mina debería seguir lo que él mismo entiende como proceso de “desenclave” de la antigua Zona del Canal. La pregunta que surge es la siguiente: ¿la llamada reversión del Canal y las facilidades de la Zona el Canal ha llevado a un desarrollo alternativo beneficioso para las grandes mayorías? La respuesta es obviamente negativa, como resulta fácil demostrar.

En primer lugar, se puede llamar la atención sobre la situación de la Provincia de Colón, en la cual se ubican más de la mitad de las actividades del Canal de Panamá, se encuentran los más importantes puertos internacionales del país y la segunda más grande zona libre del hemisferio occidental. Si bien es cierto que esto asegura que la Provincia de Colón muestre el más alto ingreso per cápita del país, definitivamente esto no se refleja en el bienestar de la población de dicha Provincia. Algunos indicadores sencillos evidencian esta situación.

Mientras que la tasa de desocupación en la República fue, de acuerdo a la encuesta de hogares de agosto de 2023, de 7.4% de la población económicamente activa (PEA), dicha tasa fue de 10.4% en la Provincia de Colón. La gravedad de la desocupación en esta Provincia se refleja en el hecho de que el 24.6% de la PEA de 20 a 29 años de Colón carece de empleo. A fin de agregar otro indicador sencillo, se puede señalar que según las últimas cifras disponibles (2018) el porcentaje de población en pobreza multidimensional de la Provincia (16.3%) superó con creces a los de la Provincia de Los Santos (4.0%) y de la Provincia de Herrera (5.1%). No es, entonces, casualidad que el Plan de Desarrollo Integral de la Provincia de Colón, construido en conjunto por los diversos sectores socioeconómicos de esta Provincia, señale claramente que: “El modelo de enclave de la Provincia de Colón ha demostrado ser una forma de inserción en el mercado mundial que no responde a las necesidades de su población” (p. 160).

Más allá de destacar que resulta obvio que a la mayor parte del llamado territorio revertido de la Zona del Canal no se le ha dado un uso social, se debe señalar que el excedente del Canal que se entrega al gobierno central ha servido principalmente para llenar parcialmente el inmenso hueco fiscal que genera la evasión fiscal del sector empresarial. Este solo entre el 2017 y el 2021 sumó B/. 35,161.8 millones. Obviamente, el clientelismo y la corrupción también participan en esta forma de acumulación por desposesión.

También se debe tener en cuenta que la Junta Directiva de la ACP está plenamente controlada por representantes del sector económicamente dominante. Lo que significa que efectivamente no se ha dado una reversión del Canal a las manos de las mayorías nacionales.

Otro problema que se advierte en el artículo del columnista de la Prensa y sus supuestos criterios de “desenclave”, es uno que riñe con las necesidades de un desarrollo respetuoso del medio ambiente. Se trata de la propuesta de conservar en funcionamiento la planta de generación eléctrica a base de carbón que se encuentra en la mina. En esto, a nuestro juicio, deja al columnista hasta por debajo de lo propuesto en el ilegal contrato minero que el actual gobierno pretendió imponer a la población.

En conclusión, se puede afirmar que resulta importante una imagen objetivo que guíe todo el proceso de cierre de la mina, pero esto no debe dar lugar a que se reafirme y se extienda el estilo de desarrollo transitista, con todas las cargas de desequilibrios económicos y sociales que genera.

 

7 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.05 ( 5 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Mucha especulación sobre el tema minero

Por: Ramón Sevillano Mientras no se derogue la ley de Moratoria Minera no se puede …

Deja una respuesta