Últimas Noticias...

Dieta mediterránea. Como han pasado los años.|

Por: Eduardo A. Reyes Vargas

La ateroesclerosis es la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias dentro de las arterias y sobre sus paredes. Esta acumulación se llama placa. La placa puede provocar el estrechamiento de las arterias, obstruyendo el flujo sanguíneo. La placa también puede reventar, formando un coágulo de sangre.

Cómo han pasado los años. Cómo cambiaron las cosas Y aquí estamos lado a lado” ,primeras líneas de esa canción hermosa interpretada por esa  gran cantante, ya en otro plano ,Rocío Durcal.

Así está la ciencia y la aterosclerosis lado a lado.

Desde los años de l960 un grupo de científicos aplicando ese paso importante del método científico observaron una población sana y longeva en áreas del Mediterráneo, en especial en Grecia.

Su dieta  en general era rica en pescado, frutas, vegetales, aceite de oliva y escasa carnes rojas, entre otros alimentos.

Nace así su nombre.

Es considerada una de las dietas más saludables y contribuyente a la salud sobre todo en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Un reciente estudio llamado “Cardioprev” publicado en revista Stroke de Estados Unidos, ratifica con elementos de máxima objetividad que la dieta mediterránea retrasa ese fenómeno mortal que es la aterosclerosis, definida en párrafo inicial de este escrito, sobre todo en la enfermedad coronaria establecida.

No nos anima el explicar en detalle este estudio pues mi intención es sustentar lo que planteo en próximas líneas.

En Panamá con consumo de  dietas en su mayor parte no saludables, las enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes,  cardiovasculares etc. encabezan las máximas cifras de mortalidad y morbilidad.

El covid19 como fenómeno epidemiológico las supera desde el inicio de la pandemia.

Sin embargo la ciencia nos alerta que muchas de las muertes de infectados con este agresivo virus, se han dado en pacientes que padecían estas enfermedades crónicas incluyendo la obesidad.

Significa ello que si al panameño común le proporcionamos los ingredientes de esta dieta además de permitir que  los puedan adquirir a precios bajos contribuiríamos a disminuir esas cifras y proporcionarles  mejor calidad de vida.

Por supuesto unidos a educación permanente y prácticas de otras actividades de prevención.

No hemos visto desde hace muchos quinquenios a ningún Ministro de Salud tener una iniciativa legislativa dentro del Ejecutivo que permita bajar aranceles y  costos  de insumos para el cultivo de estos productos que se  cultivan y cosechan   algunos en Panamá y en otras latitudes.

Si lo han hecho, estarán quizás engavetados.

Panamá país de abundancia de  peces, como se atribuye su nombre por algunos historiadores, tampoco le brinda precios bajos para el consumo de la variedad  de pescados que hay en nuestros dos océanos.

Estas son medidas de orden preventivo que sabemos son muchos menos costosas que la atención de las enfermedades con sus costos tangibles e intangible.

También reconocemos que existen comerciantes inescrupulosos y quizás agricultores o importadores que dándoles esas ventajas para abaratar dietas saludables, se benefician solo ellos.

Pero una coordinación y vigilancia celosa de las instituciones que están involucradas en esta cadena desde los cultivos hasta sus cosechas o desde la pesca hasta su venta, permitirían estas herramientas de prevención para nuestro pueblo.

Las dietas saludables son una valiosa herramienta preventiva y como tal deben respaldarse.

Ahora que parece existir un ambiente gubernamental pro sector agropecuario panameño, es el momento para estas iniciativas  con sus necesarios controles.

Ignorante en esta materia, solo sugiero que se explore al menos si hay variedades de olivo o girasol que se puedan cultivar en algunas áreas de Panamá para su procesamiento y consumo nacional para  buenos aceites de cocina, de lo contrario busquemos mercados con mejores precios.

Los demás componentes de la dieta mediterráneas los tenemos.

Si hay panameños que no la desean seguir, ya saben a lo que exponen en el tiempo.

Ojalá veamos hecha realidad estas iniciativas para mejorar nuestra golpeada salud colectiva.

Nuestra economía vapuleada por la pandemia, debe recuperarse.

El panameño en solidaridad con el panameño debe consumir al máximo lo que producimos, pero debemos crear las condiciones para ello.

 Evitemos al máximo posible transferencias de nuestros dineros hacia el extranjero.

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 4.8 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Llegó San juan. Y el cumpleaños de Ana Christina Guerra.   

Por Ramiro Guerra M.        Fiesta de San Juan en Chitré (Ayer)        …

Deja una respuesta