Últimas Noticias...

Aumenta la Crispación Social en Panamá.|


Por: José Dídimo Escobar Samaniego

Como si hubiera estado contenida, pero predecible, en razón de muchos factores que se juntan, aparece en estos días toda suerte de contracción en el tejido social panameño y depende de su manejo sabio y adecuado para que no termine finalmente en un escenario dramático

Por lo pronto, el que el gobierno no esté previendo rutas de entendimiento y adopte el camino de la represión policial, es un síntoma peligroso que sería como echarle gasolina al fuego porque los problemas sociales que existen, no residen en la cabeza de algunos, sino que son realidades objetivas, difíciles de lidiar, además, del efecto de la sola frustración que causa el encerramiento impuesto por las autoridades de salud por más de año y medio.

La venalidad y burla de la justicia hacia los grandes autores de toda clase de actos de corrupción que tienen al país postrado, por un lado, pero también con la certeza de que aquí, solo se condena a los pendejos y a los humildes, es otro elemento que contribuye decididamente al caldo de cultivo que envuelve esta coyuntura, precisamente próxima a la celebración del bicentenario de nuestra independencia.

Las crisis se advierten, no sólo como un ejercicio de análisis socio político, sino que quienes gobiernan deben anticiparse a las mismas y dejar el modo reactivo de gobierno para ser proactivos, mismo que se resuelve con diálogo y explicaciones creíbles de la realidad económica, política y social a base de la inmediatez, es decir estar cerca de la gente y sus problemas y consultar como decía Torrijos, “porque el que más consulta menos se equivoca”.

El modo como se pretendió resolver el asunto de los terrenos en Chorrera, dejó un sabor amargo que nunca debió permitirse, porque tales hechos no son ajenos al sentimiento nacional y muchas veces funcionarios de alto nivel son los culpables, por su incapacidad y falta de interlocución de encontrar soluciones como esta que, causaron un profundo malestar, sobre todo, porque mientras se destruyen casas de panameños pobres, sin darles ninguna alternativa, se encubría a otros perversos que le quieren echar el diente a esas valiosas tierras y se han valido de toda clase de corrupción para titular esas tierras que le pertenecen al Hospital Nicolás Solano y dentro de las cuales de alzan monumentos de corrupción como la ciudad judicial de la chorrera que tienen 10 años con las obras abandonadas y nadie dice nada.

Ayer, un grupo de productores trancaron por más de 10 horas el paso por Divisa, para que al final un texto por Whatsapp del presidente, los termina invitando a conversar, cosa que pudo hacerse oportunamente y evitar el daño que sufrieron miles de compatriotas varados en distintas direcciones.

Hoy amanecimos con un tranque descomunal en distintas partes del país, provocado por los transportistas selectivos, pero también hay un movimiento en Colón con apoyo popular y la manera de resolverlo ha sido detener a los líderes, de tal suerte que, si siguen cometiendo torpezas, podrían lograr que Colón se convierta para el gobierno panameño, lo mismo que Cali para el gobierno de Duque en Colombia, porque allí se ha juntado el hambre con las ganas de comer.

Ojalá que el presidente empiece a escuchar no a los que, lo invitan a medir fuerzas, sino que, con la más absoluta humildad, pueda él mismo escuchar a todos los sectores del país, porque un buen padre de familia siempre desea que toda su familia salga adelante y eso es lo que es un presidente.

¡Así de sencilla es la cosa!

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 4.28 ( 3 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La quimera si es posible, lo difícil es mantenerla

Por Gonzalo Delgado Quintero La única forma de conseguir lo que se desea, cuando algo …

Deja una respuesta