Últimas Noticias...

EN LA CRÍTICA, RESIDE EL PENSAMIENTO RENOVADOR Y DEL CAMBIO.   

POR RAMIRO GUERRA M.         ABOGADO Y CIENTISTA POLÍTICO.    

Pertenezco a una generación, formada en verdades, que creíamos y damos como ciertas e irrefutables. Nos formamos pensando que el capitalismo tenía sus días contados. Se estaba viviendo su última fase, el imperialismo, fase superior del mismo, lo que constituía la antesala del socialismo.

Se derrumbó la Unión de repúblicas soviéticas, la URSS y todo el bloque socialista de la Europa oriental. En el caso de China, mantuvo la primacía comunista, pero en la economía adoptó formas capitalistas y han tenido éxito. Lo anterior vale para Vietnam. En el caso de Cuba, ha tenido que propiciar algunas aperturas de economía simple de mercado. En lo fundamental, de economía planificada y socialista.

El mundo cambió, pero no en la dirección que lecturas manualescas, como doctrina de fé, nos inculcaron. Me atrevo afirmar, el marxismo fue distorsionado y hasta cierto grado, fue elevado a culto de religión. ¿Qué ocurrió? Todavía recuerdo, como el marxismo crítico y algunos de sus teóricos, para la época, fueron anatemizados con el mote de revisionistas. La versión y dominio de un marxismo etapista y de culto stalinista, no dio espació para visiones críticas.            Ocurrió lo no esperado; la debacle del mundo socialista.  Cayó la URSS y el efecto dominó estuvo a la vista. No solo el capitalismo sobrevivió y lo hizo, reverdeciendo la ideología liberal clásica, pero remozada con un pensamiento, de mayor cosificación de las relaciones humanas y de un pensamiento único posible, para la existencia, lo constituía el capitalismo.

Latinoamérica, no escapó a la influencia de esos fenómenos. Quedamos sujetos en esos circuitos del nuevo orden neoliberal, hasta el día de hoy. Hasta cierto, punto, la izquierda referenciada a ese marxismo soviético, cursó procesos similares.

Uno aprende de la vida; lo que hoy tengo claro, es que el marxismo no ha muerto; el que dejó este mundo, fue la versión de un marxismo arterioclorizado por dogmas, que priorizó de que el Estado es todo y la democracia un apéndice, sin ton ni son. En la URSS, las masas fueron ganadas por la perestroika y el glasnot.  Quedó en evidencia, de que no solo de pan, vive el hombre.

Lo anterior, me lleva a sostener, que el pensamiento, no puede ser objeto de encerrona.  Su poder está en ser crítico. En ese sentido el marxismo, no puede ser entendido como teoría de los dogmas. Su esencia, la crítica y el cambio como sustancia.

5 Hay varios Likes:) Gracias...
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El ser menstrual.|

  Por: Luis Carlos Guerra Abogado, Locutor, Politólogo.   Menstruar es evacuar el menstruo, este …

Deja una respuesta