Últimas Noticias...

De la necesidad de un salto de fe.|

Por: Dr. José R. Acevedo C.

Cuando Freidrich Nietzche exclamó ¡todos los dioses han muerto!, hacía una crítica cruda a la religión, en especial la católica. En ese pensamiento concibió un hombre totalmente libre de ataduras deontológicas y metafísicas. Un ser humano, un super humano que es capaz de darse un sitio en el mundo, alejado de frenos ónticos, que impiden su desarrollo como ser y le someten a una constante angustia existencial. Al liberarse del concepto de pecado y de justicia divina post mortem, el hombre actúa en plena libertad.

En este momento no pretendo señalar si Niztche estaba en lo cierto, pero hay verdad en ese pensar e incluso para Marx, al catalogar a las religiones como el opio de los pueblos.

Actualmente la existencia del hombre necesita de un salto de fe, como lo expone Soren Kierkergaard en su obra «Un concepto de angustia». Sí, hemos perdido la fe en todo. Especialmente en las promesas políticas de los políticos y en los partidos políticos. Es que cuando llegan al poder, para ellos el Estado es su hacienda personal y el gobierno dispone de los recursos en beneficio de pocos y en perjuicio de multitudes. Hasta en  mezquinos y cínicos se transforman, no hay límite ético, todo lo malo lo justifican. Hasta a la fe la han politizado. En cada acto masivo se presentan o hacen donaciones mesiánicas, con fines proselitistas.

El salto de fe existencial, fue abducido por políticos. Ya no creemos aunque se pueda tocar, porque nos asaltan con frecuencia.

Quien tiene el poder para llevar a cabo una reconversión política al menos dentro de su gestión, viaja con la corriente del desdén y la justificación. Ni un solo acto exigiendo al Contralor General que inicie y concluya auditorías. Todos debemos rendir cuentas. No es posible ni aceptable aceptar tantas edificaciones con mucho valor, sin estar respaldadas al menos por una hipoteca, frente a la entrada económica salarial mensual de determinados políticos. En derecho penal la no justificación de tan solo un dólar, ante las entradas y salidas económicas o salariales, es enriquecimiento injustificado.

Esto solo es posible por la inactividad y la indiferencia del Ministerio Público y de la Corte Suprema de Justicia. En los últimos doce años, son excepcionales los casos investigados que involucran a políticos, que concluyan con una sentencia. La fiesta continúa con los recursos del Estado.

Los empleos públicos en los Poderes del Estado se reparten como cuotas, en ausencia del mérito. Es por esto que tenemos conductores y secretarias ganando un sueldo superior a un médico y abogado u otra profesión.

Necesitamos ese salto de fe existencial, que solo es posible con la actuación recta de la justicia y de la reconversión de la política, que debe dejar como fin en sí misma, enriquecerse para reconducir la riqueza a las masas y a la gente de mérito, que también tienen necesidades de un trabajo decente y un salario que le permita vivir, y no sufrir.

 

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 5 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Los puntos de ejes para la configuración de estado de equilibrio social.|

Por: Ramiro Guerra M. Abogado y Cientista Político. El centralismo no democrático, no favorece la …

Deja una respuesta