Últimas Noticias...

Contexto de la situación palestina

(Intervención en panel universitario sobre el 75 aniversario de la Nakba)

Por: Juan Carlos Mas

Ante todo, debo expresar mis saludos a mis lectores y los asistentes a este acto, con lo cual se demuestra que el reclamo de justicia, exigida por la población palestina, constituye un tema imperecedero como materia de derecho irrefutable. Es un tema de derecho y de necesidad (permítaseme la redundancia porque el derecho siempre es necesario). Entre nosotros el tema es siempre apropiado para la construcción de una conciencia patriótica e internacionalista que moldee y de curso a la formación de las sucesivas generaciones de patriotas y revolucionarios que nos continuarán.

Para los partidarios panameños de la paz esta obligación de conciencia, de hermanarnos solidariamente con la causa palestina, nació en una época en que luchábamos para expulsar las estacas colonialistas de nuestro territorio, lo cual nos dio una visión y comprensión de las luchas de otros pueblos. Nos dimos cuenta que no solo era una coincidencia en el reclamo, sino que el hermanamiento con la causa de los pueblos árabes, y con Palestina en especial, era una necesidad estratégica y de principios. En el caso de nuestro país la tarea decolonial aludida fue cumplida en lo formal, pero inacabada en la práctica. Esto es cosa sabida.

Dichas estas palabras introductorias debemos encarar el reto discursivo en forma práctica, porque lo que sobran son los ejes temáticos para construir una intervención:

¿Dónde pararse para aludir a esta historia? ¿En el congreso de Basilea en 1897? ¿En la declaración de Balfour del 2 de noviembre de 1917? (fíjense cuan cercana esta última  fecha a los acontecimientos que una semana más tarde darían lugar a la revolución rusa).

Revisar hacia adelante y hacia atrás es una decisión que debemos adoptar según cual sea la tarea investigativa encomendada, pero no se preocupen los asistentes, que no entraremos en minucias.   Hacia atrás están los derechos argüidos y hacia adelante las conductas.

De todas formas, las fechas investigadas son las expresadas en el patrimonio documental presentado por los sionistas. Frente a ellos están los derechos de posesión continua, ejercidos por los palestinos; no obstante, son los documentos del antagonista, mencionando la presencia de los filisteos, los que también dan fe del hecho histórico.

No se preocupen, porque no pretendemos hacer arqueología documental ni mucho menos, solo que aludiremos a un hecho bélico persistente: ya sea con arcos y flechas o con modernos misiles, el principal hecho de la guerra es la propaganda. Ella se puede apoderar de los libros, de los diarios, de las noticias y de la trasmisión verbal o escrita de los hechos.

En consecuencia, propongo al público un ejercicio mental: Imaginemos un ejército antiguo: en el mismo, la vanguardia la constituían los arqueros y los honderos. Antes de entrar al combate cuerpo a cuerpo, lo arqueros llenaban el cielo con sus flechas que al descender dan cuenta de los enemigos ubicados al frente, al centro y la retaguardia; cuando cesaban las flechas. salían al frente los honderos que podían alcanzar distancias tan largas como las flechas disparadas desde un arco, pero en forma lineal y hacían mella sobre la línea frontal del enemigo y se retiraban dejando el paso al ejército de línea compuesto por lanceros y jinetes.

Sabemos que los honderos baleares eran la fuerza de vanguardia de los ejércitos de Aníbal y de los romanos; ellos hacían honor al nombre de sus islas que en el idioma púnico “ba’ lé yaroh.” significa tirar piedras. Aun en el presente siglo XXI en esas islas se hace un campeonato anual de tirar piedras, cuanto más lejos muy bien y si el tiro es certero, cuanto mejor.

Y aquí pasamos a poner los hechos de la historia sobre sus pies.  Aludimos a la falsa historia de David y Goliat, la de un lancero contra un hondero, veamos: a cien metros de distancia, poco más o poco menos, un guerrero de armadura y casco, llamado Goliat, vocifera retando a un combate cuerpo a cuerpo, mientras un avezado y distante hondero cargado de múltiples piedras dispara a placer desoyendo la invitación al combate cuerpo a cuerpo. Es como si en la actualidad un hombretón formido blandiera un machete contra una persona que a distancia lo encañona con una pistola. ¿Dónde está la agresión?

Lo referido es una historia del desarrollo del arma de la propaganda como instrumento de disuasión y confusión. Es lo vigente. Para el sionismo el discurso de derechos basados en la historia se refuerza con el discurso elaborado alrededor de hechos actuales perpetrados por el nazismo, en los cuales el martirologio no se sella con la comprobación histórica y el repudio consiguiente, sino que se conserva para generar derechos discutibles.

En una visita casi reciente  del Papa a Tierra Santa se volvió a alborotar el tema de la estabilidad regional; y es que este primer sacerdote de los católicos, según los israelíes, no fue claro en señalar enfáticamente al Holocausto y los crímenes de guerra cometidos por el nazismo contra los judíos no sionistas que fueron pillados en las redadas nazis (recordemos que entretanto los sionistas se dedicaban a colonizar Palestina dejando en manos de los nazis a los judíos progresistas,  o al menos, no involucrados con el sionismo).

Israel, siempre esperando una frase, que pueda incrementar el reconocimiento de su martirologio, para después, seguir exprimiendo intereses de ese infausto suceso, quedó contrariado por la mención papal de la necesidad de una patria para los palestinos, con fronteras seguras y reconocidas internacionalmente. Del lobo un pelo como diría el refrán.  No sabemos cómo sería hoy, pero tal vez esta propuesta, en su momento, se mostraba como un respiro de posibilidad a las promesa falsas del “establecimiento occidental”,  a partir de los acuerdos de Oslo, de zanjar con una paz justa el conflicto del Medio Oriente; en realidad lo Estados Unidos encargados de anunciar y facilitar dichos compromisos no desean la paz en ninguna parte del mundo.

Hemos mencionado al establecimiento occidental, involucrando a quiénes lo componen. Al referirnos a ese inasible “establecimiento occidental” encarnado prácticamente en el Departamento de Estado y la constelación de lobistas judíos; en ese sentido debemos recordar que ha sido controlado desde la administración Clinton por cuatro amazonas que se las juegan todas para complacer al lobby sionista; ellas son en orden de sucesión, Madeleine Albright, Condolezza Rice, Hillary Clinton, y Victoria Nuland (la del Maidan), que han hecho y están haciendo lo que quiere dicho lobby. Está comprobado que la política exterior norteamericana está controlada por el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC) la principal organización pro sionista estadounidense que configura un lobby poderoso y peligroso. En este aspecto no hay diferencia entre demócratas y republicanos.

Otro de esos grupos eran los neoconservadores sionistas cuyo líder era Paul Wolfowitz, segundo en la jerarquía del Pentágono luego de Donald Rumsfeld, que en 1991 había presentado su documento; “Reconstruyendo las defensas de América” en el cual abogaba por soluciones unilaterales y guerras preventivas.

Así como el lobby “neocon” de Bush invadió Irak y Afganistán, desde sus puestos en la Casa Blanca; los demócratas con los sionistas Berger, Albright y Cohen tuvieron una participación clave en los bombardeos y posterior destrucción y ocupación parcial de Yugoslavia lanzada por la administración Clinton con la complicidad militar de la OTAN en marzo de 1999.

Ya en 1996, todavía insatisfechos con la política de Clinton, nace el “Proyecto pro un nuevo siglo americano” (NACP) basado en las doctrinas y documentos previos de los neoconservadores sionistas. Al estudiar la lista de los integrantes del equipo de gobierno de Obama se comprueba que casi todos ellos tienen una relación de continuidad que pasa por encima de las distintas administraciones y ello produce un continuum sionista. Esto lo ha afirmado la cadena británica BBC, el primer medio internacional que señalaba la presidencia de Obama como un “reciclado” de la era clintoniana.

La situación se complica a dos pinzas porque las maniobras anti pacifistas de los sionistas de Washington se completan con la existencia reiterada y reciclada en Israel del gobierno de Netanyahu; este personaje es un provocador al descubierto que recuerda al siniestro Reinaldo de Chatillon aquel franco intolerante que con sus atropellos y tropelías provocara la ira de Saladino y la caída del reino cruzado.

Solo la construcción de una recia unidad de los palestinos, de los árabes y del mundo antiimperialista puede dar al traste con estas maniobras. En esto consiste la justificación de una propaganda progresista a favor de los palestinos

En sentido contrario la propaganda sionista pretende justificar como necesaria la conducción de las gentes palestinas hacia un estado de postración económica y social que preludie la desaparición física de este pueblo. Esta aspiración sionista no tiene otro nombre que el de genocidio y constituye un crimen de lesa humanidad que arropa con su responsabilidad tanto a los ciudadanos de ese país que pretenden hacer la vista gorda con respecto a los desmanes de su “establishment” y también esa responsabilidad se extiende a las gentes que colaboran desde otras partes del mundo y sobre todo desde los Estados Unidos con este experimento de “genocidio sin gases” elaborado por quienes deberían estar atentos a que no se repitan los execrables métodos nazis que horrorizaron al mundo

Podemos observar que el impacto del creciente rechazo mundial a estas prácticas ha despertado en el seno sionista de quienes las practican una movilización de cabildeo y presiones que evidencian el intento desesperado de los políticos pro sionistas de Estados Unidos y su colonia europea (entiéndase Inglaterra) de introducir palos en la rueda persiguiendo a las entidades que auspicien boicots a Israel.

Las reiteradas advertencias acerca del papel provocador, belicista y desestabilizador contra todos los pueblos de la región, ejercido por los sionistas, tienen su comprobación en la terrible situación de inestabilidad regional, en donde tras la fabricación de subversiones de carácter fundamentalista se evidencia en el papel de retaguardia real que asume Israel.

En esta Jornada de Solidaridad con Palestina expresamos nuestra convicción de que la victoria de la causa Palestina ha de expresarse en el reconocimiento de su propio Estado, con la retirada de las tropas sionistas ocupantes y con la desmilitarización efectiva de toda la región. Esta es la condición ineluctable para garantizar no solo el derecho palestino, sino la paz de toda la región y del mundo.

En el marco del reciente despertar de la conciencia de los pueblos árabes, de la decepción provocada por el efecto negativo de las pasadas política de sus elites entreguistas que adherían a las doctrinas del imperialismo, se produce lo que está marcando el ritmo del acontecer en el Medio Oriente que es la reconfiguración de la unidad árabe.

Después de más de 75 años de la reivindicación del pueblo palestino sobre su tierra, podemos comprobar que en el mundo un número siempre creciente de gobiernos, entidades públicas, privadas y empresas de toda índole se manifiestan abiertos al reconocimiento del Estado Palestino, exteriorizando la esperanza de la cancelación de la injusta condición de opresión colonial, apartheid, confiscación de territorios y fuentes de aguas con fines de exterminio del pueblo palestino.

Debemos constatar que, debido a necesidades internas de su complejo industrial, Estados Unidos se opone sistemáticamente a que se instale un tiempo de paz en cualquier lugar del planeta; en cambio la paz que pide el mundo es, en potencia, transformadora y en consecuencia es revolucionaria.

Esta tendencia es una confirmación de la justeza de la propaganda progresista pro- palestina.

El término propaganda proviene del latín «cosas a ser propagadas» y fue el Papa Gregorio XV en el año 1622, poco después de la Guerra de los 30 años, el que formó el ‘Congregatio de Propaganda Fide’ o Congregación para propagar la fe.

Consultado en Internet obtenemos la siguiente definición: “La propaganda, es un conjunto de técnicas de comunicación cuyo objetivo es influir de manera determinante en el ánimo o la opinión de un grupo; En el terreno de la comunicación social, consiste en un proceso de diseminación de ideas a través de múltiples canales con la finalidad de promover en el grupo al que se dirige los objetivos del emisor”; En Concreto tenemos: Información + Intención.

La adhesión a la causa palestina crece entre los estados del mundo, lo que se necesita ahora es que nuestra propaganda busque captar a las organizaciones sociales de cada país. Que el tema palestino pase a ser parte reiterada de sus agendas de trabajo y de propuestas

Como consecuencia de la alusión a la temática de la propaganda creo que debemos reforzar la convicción de la mayoría de los estadistas mundiales de que la ONU, como está concebida no revela la nueva realidad mundial; debe reestructurarse y debe mudarse.

Aquella ONU recién fundada y arropada en la carta de San Francisco que dio el aval a su fundación traicionó inmediatamente sus principios constituyentes; es así que recién fundada patrocinó la tragedia de Palestina y la guerra de Corea

Debe la ONU pasar a otra latitud más cercana a los protagonistas del cambio… Chipre y Malta están cerca de África, Medio oriente y Europa. Una decisión así condicionaría la retirada de fuerzas extranjeras en esas islas. Latinoamérica está en proceso de cambio y alguno podría pensar en la Carta de Jamaica en la cual Bolívar proponía que Panamá fuera sede de una Anfictionía, pero aclaremos que esa capitalidad era concebida para Nuestra América;  la intencionalidad de la presente propuesta es alejar ese soñado Parlamento Universal o Nueva ONU de la influencia tutora y controladora de los Estados Unidos, que es el hegemon perturbador, por lo tanto, olvidemos pensar en Panamá como nueva sede de esa ONU

Y aquí debemos hacer una digresión orientadora Reconocemos que el concepto de interoceanidad exclusiva se ha sembrado en el corazón de los panameños, pero apuntamos algunos datos para la construcción de nuestra “realpolitic”

  • La realidad constata que México construye su vía mixta interoceánica en Tehuantepec.
  • Centroamérica concibe una super carretera desde Acajutla hasta Puerto Cortez.
  • Costa Rica también concibe una vía por Parismina.
  • Nicaragua mantiene las condiciones favorables para la navegación con un potencial hidrográfico cinco veces superior al de Panamá.
  • Sudamérica tiene el proyecto Santos- Ica
  • Colombia la ruta Napipi-Truandó-Atrato, la cual según la conciben las propuestas chinas no solo es vía de traslado, sino un recaladero que, albergaria procesos manufactureros tal como lo hace el Rin.

Mejor concentrarnos en la paz y que se lleven la ONU para el Mediterráneo Oriental

 

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

«Hay un aire de mariconería en el Vaticano», habría dicho el papa Francisco a puerta cerrada

Publicado: 12 jun 2024 09:11 GMT (Tomado de RT)   El papa realizó una indicación …

Deja una respuesta