Últimas Noticias...

Consejos al Presidente.|

Hablar de que hay que defender la democracia, al margen del pueblo, es decir, defender un viejo cascarón de simple apariencia en la que, el voraz y pavoroso comején de la corrupción se encargó de invalidar, y llegar a pensar siquiera que, el pueblo organizado es el enemigo a batir, son errores fundamentales que se cometerían desde el poder que se ejerce.

No me cansaré de instar al presidente de la república a que, con la más absoluta humildad, tienda los puentes necesarios para dialogar con todos los sectores que hoy, las circunstancias los han arrimado a una esquina de la desesperanza y la postración.

El reconocimiento sincero y objetivo de nuestra dramática realidad, nos tienen que llevar a la unidad nacional para poder enfrentarla y transformarla y no es momento de confrontación o de salidas policiales, sino políticas en el mejor sentido de la palabra, porque de ellas depende la paz que tanto nos urge.

El gobierno como principal responsable de la conducción de la nación, tiene que crear las condiciones para un diálogo, en donde todo se pueda discutir de cara al sol y se adopten acuerdos viables y que las partes puedan cumplir.

La solidaridad debe abrirse paso en la sociedad y la represión debe dejar de ser el principal mecanismo con que se quieran resolver los problemas, porque el mismo lo único que puede lograr es la postergación de las soluciones y en última instancia imposibilitar el diálogo y descalificar a quien respalda esas salidas. (Rememoro a Torrijos cuando relataba el caso del Colegio Abel Bravo)

Recuerdo como si fuera ayer, cuando el Frente por la Democracia en tiempos de Martinelli, en el 2012, trató de someter por la vía policial al pueblo de Colón en aquel momento. Hubo cinco compatriotas muertos y muchos heridos, y se me asignó la tarea de coordinar la ayuda material de comida y enseres básicos para llevarlos a nuestros hermanos en Colón, y luego muchos del frente caminamos con el pueblo por sus calles y estuvimos en la Iglesia Paulino San José, en donde la gente con lágrimas en sus ojos, me decían que aún con hambre no los rendirian.

El dirigente de ese entonces era Edgardo Voitier, el mismo de hoy, nueve años después, porque las condiciones de Colón son las mismas de entonces y cuidado que peores. Los gobiernos de hace mucho tiempo, ninguno ha querido coger el toro por los cuernos y atender las causas profundas de los problemas de Colón y han preferido paliativos que ahora han hecho crisis y aguda. El Gobierno de Varela en su plan de renovación de la ciudad, cerró 800 pequeños negocios que le daban vida a la ciudad. El tal plan no se ha terminado, siete años después de iniciarse, las aguas servidas, la basura y las casas cayéndose, son la realidad que sobrecoge a quien visita esa otrora hermosa ciudad.

Mi consejo al presidente es, asumir el entendimiento sin precondiciones, nombrar un equipo que pueda crear las bases para ese entendimiento y personalmente sentarse, el tiempo que sea necesario, hasta viabilizar un plan estratégico consensuado que atienda las causas profundas de los males y que pueda entrar en ejecución de inmediato con la participación de todos los sectores de Colón, especialmente los que hoy como ayer están organizados y no quieren violencia, sino soluciones que no sean de mera apariencia. Porque alguien tiene que sentar las bases para una salida a esta triste realidad de hoy.

Quienes aconsejen y promuevan la confrontación, serán los responsables del saldo trágico que pueda desatarse y los descalifica para poder ser parte del futuro de Colón y del país.

7 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 2.84 ( 3 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Una ilusión de justicia.

  Editorial Casi igual a la del crío que desea algo, nos tiene expectante a …

Deja una respuesta