Últimas Noticias...

La británica Keira Bell gana el juicio contra la clínica que la trató para su transición de mujer a hombre

La joven denunció que los médicos tendrían que haber cuestionado más su decisión de transicionar

Keira Bell es una joven de 24 años que interpuso una demanda contra la clínica del NHS (el sistema nacional de salud británico) que la trató en su proceso de cambio de sexo, que empezó con 16 años, asegurando que antes solo tuvo acceso a «tres citas de una hora de duración» y que los médicos tendrían que haber cuestionado más su decisión de transicionar. Su caso ha puesto sobre la mesa el debate de si las personas menores de edad están capacitadas para dar un consentimiento informado a los procesos de transición física, y cuenta con una segunda demandante, cuyo nombre no ha trascendido, que es madre de una menor de 15 años con autismo que también desea hacer la transición a un chico en la misma clínica.

La sentencia tras el juicio, que empezó hace un mes, acabó dándole la razón a Bell, porque tres jueces del Tribunal Superior dictaminaron que es poco probable que los niños menores de 16 años con disforia de género puedan dar su consentimiento informado para someterse a un tratamiento con fármacos bloqueadores de la pubertad. La demandante manifestó estar «encantada» con la resolución mientas que la clínica Tavistock, ubicada en el barrio londinense de Hampstead, la calificó como decepcionante. «Es muy poco probable que un niño de 13 años o menos sea competente para dar su consentimiento a la administración de bloqueadores de la pubertad», señalaron en el fallo los jueces Victoria Sharp, Justice Lewis y Justice Lieven, que añadieron: «Es dudoso que un niño de 14 o 15 años pueda comprender y sopesar los riesgos y las consecuencias a largo plazo de la administración de bloqueadores de la pubertad». Con respecto a los jóvenes de 16 años o más, «la posición legal es que existe la presunción de que tienen la capacidad de dar su consentimiento para el tratamiento médico» pero «dadas las consecuencias a largo plazo de las intervenciones clínicas en cuestión en este caso, y dado que el tratamiento aún es innovador y experimental, reconocemos que los médicos pueden considerar estos casos como casos en los que se debe buscar la autorización del tribunal antes de iniciar el tratamiento clínico», explicaron.

La madre de la menor que también demandó a la clínica, dijo a la BBC antes del fallo que es «aterrador» que exista tan poca investigación sobre los motivos de que un menor sienta que no es del sexo correcto antes de que se le administren los bloqueadores de la pubertad. «Es angustioso tener que esperar y tratar de convencer a alguien de que su identidad amerita una intervención médica. Sin embargo, creo que la consecuencia de equivocarse, los resultados de hacerlo mal, también son catastróficos», manifestó.

Bell empezó a tomar bloqueadores de la pubertad a los 16 años, un año después inició el tratamiento con testosterona y a los 20 se sometió a una doble mastectomía. Los bloqueadores son medicamentos detienen el desarrollo de manifestaciones sexuales como el crecimiento de los senos, la menstruación o el vello corporal y la clínica defendió en el juicio que son un tratamiento «seguro y reversible». No obstante, la propia web del NHS reconoce que «se sabe poco sobre los efectos secundarios a largo plazo de los bloqueadores hormonales o de la pubertad en los niños con disforia de género» y «aunque el Servicio de Desarrollo de la Identidad de Género (GIDS, por sus siglas en inglés) advierte que este es un tratamiento físicamente reversible si se suspende, no se conocen los efectos psicológicos». La advertencia continúa: «Tampoco se sabe si los bloqueadores hormonales afectan el desarrollo del cerebro adolescente o los huesos de los niños». Los jueces dejaron en claro que su decisión trata solo sobre el consentimiento informado, y no sobre si los bloqueadores de la pubertad son un tratamiento adecuado o no.

Bell, que empezó a detransicionar el año pasado, y asegura que «fue desgarrador darme cuenta de que había tomado el camino equivocado», se mostró convencida de que esta sentencia ayudará a la protección de los menores vulnerables, mientras que su abogado, Paul Conrathe, afirmó que el fallo es «un juicio histórico que protege a los niños que sufren de disforia de género».

Ivannia Salazar, corresponsal del diario madrileño ABC

1 Hay un solo Like:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Oliver Stone acusa a EE.UU. de usar a Ucrania «como un arma contra Rusia»

(Tomado de RT) El cineasta estadounidense Oliver Stone.David Zorrakino / Europa Press / Abaca / …

Deja una respuesta