Últimas Noticias...

Extractivismo y crisis civilizatoria  

Abdiel Rodríguez Reyes

Docente universitario

 

En el panorama discurren varios discursos sobre el tema de Minera Panamá, S. A. Por un lado, los anti-mina, con Panamá vale más sin minería y la minería como un proyecto de muerte; por el otro, los pro-mina: la concesionaria, el gobierno de turno y, por supuesto, todas aquellas personas y comunidades beneficiadas directa o indirectamente, incluyendo aquellos que plantean revisar el contrato. Un tercer discurso plantea la nacionalización de Minera Panamá, S.A. para establecer una moratoria. El gobierno, en lugar de mediar entre las exigencias del pueblo y los intereses de Minera Panamá, S. A. hizo simbiosis con los intereses extractivistas y cada vez más se reduce el tiempo para enmendarlo.

Todas las personas que quieran leer el Proyecto de Ley que aprueba el contrato de Concesión Celebrado entre el Estado y la Sociedad Minera Panamá, S.A, lo puede hacer ingresando a agora.go.pa, son 55 páginas. Es un ejercicio de cultura general apropiado. Sin embargo, el problema no se reduce a lo procedimental o técnico del mismo, estamos ante un problema político cuya tensión social se refleja en las calles.  

Podemos tener una idea al respecto, si leemos El pacto del Bicentenario Cerrando Brechas, está clara la posición de que: “la minería pone en riesgo crítico las cuencas hidrográficas”, para lo cual se plantea una “moratoria de minería”. Paradójicamente el gobierno no está lo considerando. Si el presidente es consecuente, tendría que valorar su propia consulta ciudadana.

El discurso de los movimientos sociales es claro: rechazar el contrato, moratoria y sí a la vida. Como lo plantea Hinkelammert, con este tipo de prácticas, vamos rumbo “suicidio colectivo”. El extractivismo rompe el metabolismo con la naturaleza acelerando la crisis climática.

Si vamos al terreno jurídico, no todo lo legal es justo y si queremos hablar de justicia, también hablemos de justicia ambiental. El extractivismo a todas luces no es justo, ni social ni ambientalmente. La minería a cielo abierto es una actividad perjudicial para nuestro medio ambiente.

La retórica de los beneficios del discurso dominante de los pro-mina sumará voluntades con su enorme campaña propagandística, pero no contrarrestará las razones para estar en las calles oponiéndose al extractivismo. El telón de fondo es la crisis civilizatoria: sobre las condiciones bajo el modo de producción capitalista de posibilidad a largo plazo de la existencia humana en el planeta.

 

4 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Fingir

Por: José Dídimo Escobar Samaniego   Recién en Panamá, el gobierno que se hará cargo …

Deja una respuesta