Últimas Noticias...

EL TIEMPO.|


Por: Gonzalo Delgado Quintero

El tiempo pasa, no puedes evitarlo. No se pierde tiempo, lo que ocurre es que haces o dejas de hacer las actividades preconcebidas en ese espacio temporal. Ahora bien, no hacer, no es posible; siempre estás haciendo, aunque sea dormir, estar sentado, hablando con amigos, viendo televisión, bebiendo tragos, oyendo música, leyendo, trabajando, meciéndote en una silla, jugando dominó, hospitalizado, fiesteando o simplemente quieto en un punto mirando a lo lejos, a pesar, siempre estás en actividad.

Una persona no puede perder el tiempo, porque le es imposible. Siempre está produciendo algo, dando forma a un ser, porque todo siempre inicia en la imaginación, para después darle forma en una estructura que se vuelve material y tangible. Todo empieza en la mente

Decir que se está perdiendo el tiempo es un error. Esa expresión sale más bien de una persona hacia otra y no en la introyección que mantiene el propio individuo, que es ese proceso de auto psicoanálisis que la persona mantiene a través de sus ideas sustentadas a partir de sus creencias y que las hace evidente en lo simple o complejo en el diario vivir y en sus actitudes existenciales.

Entonces, lo que queda es hacer, sobre todo, lo que es de nuestro gusto. Para una persona nunca será perder el tiempo si lo que hace es de su agrado. Quizás sea perder el tiempo a través de la observación de otros. Pero acaso esos otros ante mis ojos, no estarían perdiendo tiempo ocupándose de mirar la brusca en el ojo ajeno y no el propio. Incluso, si a éstos, les agrada hablar de la vida de los demás, ya no sería perder el tiempo, porque estaría gozando con ello, aunque a mí no me agrade.

Se dice perder el tiempo, aplicado a las personas que a lo mejor no están ante los ojos del interesado, cumpliendo con algún tipo de planificación preconcebida, que rechaza someterse al estatus quo, que a lo mejor prefieren ir a una cantina y no a la iglesia o viceversa, o que no van a ninguno de esos lugares. Quienes militan en un colectivo político, gremial, sindical, social, cultural, religioso etc. piensan que el resto de las personas pierden el tiempo porque no profesan sus ideas y por el contrario, quienes no se agrupan en ninguna de estas organizaciones, sienten que hacerlo es perder el tiempo. Se le oye decir “yo no pierdo mi tiempo”.

Al fin y al cabo, no es posible perder el tiempo. Simplemente la gente hace por un lado lo que está obligado hacer por razones circunstanciales y que no puede controlar o simplemente actúa por convicción o por lo que le da la gana y le gusta, que es la parte que si puede manejar por sí misma. Es importante saber que hacer obligadamente lo que no te agrada, no necesariamente es perder tiempo. Es simplemente ocuparte en algo que no te gusta, pero estas contribuyendo con algo. El ser humano jamás estará del todo satisfecho y ese espacio de insatisfacción no significa que has estado perdiendo tiempo, es, eso sí, saber que ese sentimiento es lo que te impulsa a buscar la superación, porque como humanos, somos seres perfectibles.

El ser humano adquiere y procesa conocimiento (cognitivo-cognoscitivo). Los individuos son capaces de generar y absorber conocimientos. Estos procesos son sobre todo de carácter mental. Eso lleva al individuo a estar ocupado permanentemente, incluso para el ocio. Conocer y procesar es un proceso innato que la gente mantiene sin poderlo evitar y que lo hace en forma constante para satisfacer sus necesidades, principalmente la del afecto gregario y de pertenencia. Por eso en estas navidades vaya y arránquese con sus amigos, con su familia o con quien sea, si está bien para usted lo que hace, hágalo y “no pierda el tiempo”.

El autor es periodista, analista y escritor

5 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.29 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Corrupción Tiene Muchos Rostros.

Algunos Adalides Del Discurso Anticorrupción Evitan Hablar De Algunas De Sus Expresiones. Por Ramiro Guerra …

Deja una respuesta