Últimas Noticias...

La salida intempestiva del Procurador Ulloa, aún sin esclarecerse, después de un año.|

 

Lo retorcieron mucho. La redacción de la carta escueta y sin tratamiento protocolar dice mucho. Salió muy molesto y/o humillado. No parece que renunció, sino que lo renunciaron fuerzas oscuras, pero la verdad después de un año, no parece haber salido a la luz.

 

Hace más de un año atrás, la renuncia del Procurador General de la Nación, lejos de ser un elemento que facilitaría una salida a la actual crisis institucional, especialmente de la justicia, elevó la misma a una dimensión de profundidad, anchura y largura sumamente preocupante, cuando intentando dar una explicación de su decisión, en aquel momento, dibujó ciertos signos en los que habrían habido elementos claros de una obstrucción en su decisión por investigar algunos hechos que la comunidad nacional reciente como altamente sensibles, y que para el propósito de la paz nacional es imprescindible que los mismos sean resueltos con la más absoluta imparcialidad, celeridad y certeza del castigo a los responsables de esos hechos, pero lamentablemente a un año de esos hechos, nada se sabe de la profundidad de los hechos ni mucho menos la justicia ha podido aprehender a  los responsables, por lo que gozan de una perfecta impunidad.

El asunto se agrava porque desde entonces tenemos a un procurador encargado, cuya interinidad lo limita y lo hace vulnerable a presiones de todas clases, resultando una perfecta ineficacia en el cumplimiento de su deber.

Caraballo, desde hace un año, bajo la amenaza de la interinidad.

Deseábamos ver a un ministerio público dando la protección de todas las garantías procesales, pero también reconociendo los derechos de la víctima que, en este caso es el pueblo panameño, a quien se le ha estafado miles de millones de balboas de su patrimonio o simplemente el abuso de adolescentes y niños que no tienen quién los defienda.

El caso de los albergues hizo clic en la sociedad panameña, por su sordidez, un desmadre, cuyo pliego de especificaciones no dejó detalle sin contemplar, a fin de completar un desastre descomunal, que vino a unirse al alud de muchos otros hechos que ya venían en curso y en pleno desarrollo. Explicamos:

  1. Mucha presión en el caso Odebrecht. Hay mucha gente de poder imputadas y con suficientes elementos de convicción que los vinculan a diversos delitos. Desde el poder económico y mediático del cual gozan, presionan para que eso no llegue a los tribunales.
  2. A propósito del memorándum de entendimiento, entre Panamá y los Estados Unidos, que facilita la intromisión de los Estados Unidos, para incursionar en la judicialización de procesos penales y para ello requerían de un Procurador que conozca y maneje buenas relaciones con la DEA, y esta interinidad les cayó como anillo al dedo.

3.- Está en medio de todo esto, cocinándose el asunto mayor de la Caja de Seguro Social y simultáneamente pretenden aprobar las reglas del juego para el torneo electoral de 2024.

En consecuencia, de un simple análisis, de los hechos, surge con claridad que, sí hubo presión para que renunciara el Procurador Ulloa hace un año atrás.

En consecuencia, los panameños estamos llamados a seguir de cerca los acontecimientos y a estar alertas para velar por el restablecimiento del adecentamiento nacional y enfrentarnos resueltamente a los que quieren burlarse del pueblo panameño y volver añicos, lo poco que nos queda de Estado de Derecho.

¡Así de sencilla es la cosa!

2 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 3.58 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La responsabilidad moral del abogado

Editorial La responsabilidad moral del abogado con la democracia, el estado de derecho y los …

Deja una respuesta