Últimas Noticias...

La procesión de las almas en pena.|     

Cuento Corto.     


Por: Ramiro Guerra.       

 

Sentado en un banquillo en el balcón de un viejo caserón de madera de dos pisos, esperaba la procesión del santo sepulcro. Lo raro, en la calle sin asfalto, no había  ningún alma. La noche destilaba un frío que trituraba los huesos.

La espera se hacía larga y mi cabeza bamboleaba; me resistía a quedarme dormido.  Faltando poco para la media noche del vierne santo, un raro silbido, prolongado con son de canto de velorio, penetró mis oídos.

Miré hacia donde empezaba la calle; un tumulto de gente vestidas con túnicas negras avanzaba lentamente. Al frente, una mujer cargando una inmensa cruz. Atrás de ella, un séquito de hombres y mujeres, rezando el padre nuestro.  Entre ellos, algunos llorando; un llanto espeluznante que le salía de lo más profundo de su ser. El cielo se tornó en un mar de truenos y relámpagos, como si no fuera suficiente el castigo de caminar con cadenas amarradas  a sus pies que les laceraba la piel. Yo buscaba el santo sepulcro y por ningún lado aparecía.

Tal mi sorpresa, algunos de los que arrastraban cadenas en forma de grilletes, eran conocidos; hacía tiempo que habían muerto. Entre ellos, José pata de loro, Carmela la loca y marimacha, Chepo la vaca, Polanco huevo de Toro  y la vieja Lucrecia , hechicera y mala. Supuse entonces que era una procesión de almas  sufridas y que deambulaban en pena; ni en el cielo ni en el infierno los querían. Al final de la procesión, venía un hombre cargando una cruz volteada y reía a todo pulmón; una risa de espíritu burlón.

Al amanecer del viernes santo, hacia el sábado de gloria, un fuerte grito de mi abuela que me decía, levántate muchacho, que hay que ir al pueblo a vender las conservas y panecitos.

Hoy recuerdo aquella procesión  y me pregunto si fue un sueño o de verdad se trataba de la procesión de almas en pena.

3 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 5 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La ecuación que propició el golpe de 1968.   

Ramiro Guerra M.           Causas.   Un modelo de régimen político oligarca, plenamente agotado. Leer …

Deja una respuesta