Últimas Noticias...

JUSTICIA NO ES LO MISMO QUE LEGALIDAD |

Por: Juan Ramón Sevillano Callejas
Abogado

Aun a pesar de que nuestros códigos contienen principios generales importantes que le permiten a jueces y magistrados hacer justicia, el sistema está cuadrado con la legalidad y mucho más con un formalismo excesivo.

Los principios generales de toda norma están ahí para ser puestos en práctica, no para olvidarnos de ellos, como siempre se hace.

Nuestros juzgadores no pueden hacer justicia porque tienen un bloqueo mental que los encuadra en el uso exclusivo de normas específicas.

En mis tiempos en la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá estábamos la materia “Filosofía del Derecho”. Por ello puedo concluir que es necesario que toda norma o código jurídico tenga una filosofía. Y en mi opinión esa debe ser la búsqueda de la justicia por encima de todo.

Siempre he criticado el nombre, porque es solo eso, un nombre, “Corte Suprema de Justicia”, ya que después de más de 35 años del ejercicio de la profesión de abogado puedo asegurar que ese organismo es más de formalismos y legalismos y otras tantas irregularidades, pero jamás suprema y menos de justicia.

He tratado de hacer pensar a jueces y magistrados que es obligatorio que ellos hagan justicia y que no permitan que, por errores procesales, o por malas presentaciones de nosotros los abogados, los infractores o incumplidores de normas evadan su responsabilidad. Y les digo que ellos tienen facultades de oficio que le permitirían llegar a la verdad o fondo del negocio o proceso judicial. Aquí reconozco que o no tengo ninguna o tengo poca capacidad de enseñanza.

Por esta última razón es que en Panamá los morosos o deudores gritan a toda voz, haz lo que quieras. Ellos muchas, pero muchas, veces ganan, a menos que la contraparte sea un banco.

Lo de las costas es otra injusticia. En las apelaciones, el Primer Tribunal Superior de Justicia de Panamá fija costas risibles en procesos cuantiosos y que representan una burla para el trabajo en derecho de los abogados.

Prueba de que tengo razón la podemos encontrar en los fallos de jueces o magistrados de tribunales superiores. O nunca sientan un precedente o si lo sientan, es tan mínima la cantidad que han pasado totalmente desapercibidos. Tienen tanto bloqueo mental estos juzgadores que ellos creen que los únicos que pueden sentar precedentes son los magistrados de la Corte. Estos últimos, sientan muy pocos precedentes, ya sea por compromisos o por falta de capacidad. Eso de la ciencia cambiante es una utopía.

La falta de capacidad también está demostrada desde el momento es que eres nombrado por algún político.

Ahora, tengo que reconocer que el sistema administrativo del órgano judicial tampoco ayuda a los jueces de jurisdicciones inferiores. Ya que no cuentan ni con los implementos suficientes, ni con un procedimiento judicial adecuado. El mismo es arcaico. Obliga al juez a realizar trámites que le hacen perder el tiempo, por lo cual no pueden dedicarse a cumplir su labor fundamental. Aprovecho este punto para proponer que el juez se dedique únicamente a practicar las pruebas y a fallar los procesos. Que haya una instancia de tramitología. Además, la tan anunciada oralidad nunca llega.

Estamos en tiempos de escoger dos nuevos magistrados. Pregunto yo:

¿Cuál de los candidatos tienen el deseo de hacer que prime la justicia en el Órgano Judicial? NINGUNO

 

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 2.62 ( 4 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Los tesoros escondidos en la profundidad del mar en…|

 la bahía de Portobelo y el poeta y escritor José Franco. Por: Ramiro Guerra M. …

Deja una respuesta