Últimas Noticias...

El poder controla o limita el poder.|     


Por: Ramiro Guerra M. Abogado y Cientista Político. 

La decadencia o ruptura revolucionaria con el ancient (antiguo) régimen absolutista, donde el rey disponía de todo con el beneplácito de los papados en Roma, fue la matriz que dio lugar al advenimiento del estado moderno. Éste sobreviene con la ficción de que expresa y traduce el interés general de la sociedad.

Lo más importante, los ideólogos que, idearon la base teórica del estado moderno burgués (capitalista) como el barón de Montesquieu, pusieron énfasis en la teoría que había que crear una forma de gobierno, que evitara un poder absoluto o la tentación de hacerse de un poder absoluto. De allí su frase que “el poder limitará al poder”, posteriormente traducido como “teoría de los pesos y contrapesos”.

Montesquieu

John Locke, en esta teoría reservó para el órgano de la justicia, papel fundamental de control contra los excesos y exabruptos de la administración y un control del proceso hacedor de leyes de tal suerte que, no rebasara las reglas supremas de creación soberana.

De lo anterior se colige que, al órgano judicial, le está reservado la tutela del principio de legalidad.  Esto es lo que nos lleva a sostener que, el acentuado régimen presidencialista que existe en muchos países de la región, según la teoría de Montesquieu y Locke, distan de la fórmula de un real y efectivo control recíproco de los campos de actuación de estos poderes del estado.

Ahora bien, esta fundamentación de que “el poder controla el poder”, posteriormente ha sido superada con la concepción de que “el poder real descansa en la soberanía popular y es irrenunciable”. El pueblo lo delega, estableciendo una relación de mandante – mandatario.

Lo anterior es importante y clave, para destacar el error en que incurren los que ejercen el poder en estos tiempos, en el sentido que, lo de la soberanía popular se agota con el acto de votar. No es así. El concepto de soberanía popular, hoy encarna en lo que Jurgen Habermas (filósofo y sociólogo alemán) y otros denominan ‘el concepto de democracia deliberativa’.

Jürgen Habermas

La anterior narrativa, historia y teoría del estado, pone de relieve al principio de legalidad como principio fundamental o freno al ejercicio y tentaciones autoritarias del poder. A propósito, a renglón seguido, vale la pena preguntarse o intentar caracterizar el status hoy de nuestro estado de derecho.

Letrados, ciudadanos y los colegas, bienvenida su opinión.  Como aclaración, lo anterior es un análisis en el marco de la superestructura político jurídico y no entra al tema de las referencias materiales, que propiciaron el advenimiento del estado moderno.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.66 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La quimera si es posible, lo difícil es mantenerla

Por Gonzalo Delgado Quintero La única forma de conseguir lo que se desea, cuando algo …

Deja una respuesta