Últimas Noticias...

El Aspecto Sociopolítico De Las Drogas


Por: Gonzalo Delgado Quintero

Las drogas siempre han existido, están en la propia naturaleza; por tanto, han sido antes que el hombre. Incluso los animales saben cuáles y cómo utilizarlas para su mejor alimentación y hasta para su simple purga, como lo hacen los perros masticando y tragando pajas especiales.

El ser humano, ha desarrollado el acervo sobre las drogas a partir del conocimiento adquirido de la naturaleza y las ha utilizado siempre de manera personal, social y en cualquier otra actividad. El Alcohol, opio, cocaína, heroína, hachís, metanfetamina y alcohol, por ejemplo, han sido utilizadas para conflictos bélicos a través de los siglos. Ya sea para aumentar la resistencia y el valor de los soldados al momento de encarar situaciones propias de este tipo de conflicto y para evitar posibles traumas que producen el horror de la guerra. Es sabido que estas drogas eran suministradas por instrucción superior de los altos mandos en cada momento de las diversas guerras ocurridas a lo largo y ancho del planeta, durante siglos.

Los griegos y romanos recurrían al vino para embriagarse antes de la confrontación y quienes eran la primera línea de choque, recibían como premio varias cantidades extras de alcohol para luego combatir, lo que ocasionaba que muchos de los soldados iban totalmente ebrios al frente de batalla. Fue el conocido coraje líquido, que aunque no se ha dejado de utilizar, en nuestros tiempos, ahora se incorporan otras drogas.

Fue así que para la guerra en el siglo XVIII el ron era el líquido motivador eficaz para el ejército británico; igualmente, los franceses utilizaron el vino, los alemanes la cerveza y los rusos el vodka.

“El alcohol era la fuerza química de coraje porque mejoraba el rendimiento y también era una buena fuente de calorías, es decir, de energía, cuando hace frío te ayuda a tener más energía, y no nos olvidemos de la función relajante que también tiene después del combate y de la función terrible de matar”. Son algunas de las conclusiones que expone el profesor polaco Łukasz Kamieński en su obra: Las drogas en la guerra.

Pero este asunto de las drogas, ya con la presencia de la radio y principalmente, con la televisión, masificaron la información e hicieron muy popular este tema en Estados Unidos desde la década de 1960, muy especialmente, con el uso masivo de la marihuana, inducida por los centros de inteligencia de ese país, según se ha desclasificado, estratégicamente introducida para diezmar a los grupos de protestas pacifistas y de contracultura, literatos, sociopolíticos, ideológicos, raciales, antiguerras, contra el desarme nuclear y otros.

En esa época muy conocida y marcada por la destacada actividad  del Movimiento Jipi, una especie de habeas corpus social, cuya fuerza mayor se daba en Estados Unidos; no obstante, este grupo masivo también tenía sus detractores, sobre todo, de parte de quienes en la opacidad de los acontecimientos en verdad, estos enemigos del jipismo, simplemente venían a ser los dueños de la guerra, los que mayor beneficio recibían de esa empresa de la muerte, ganancias logradas con los presupuestos de guerra dirigido a la fabricación de armas especialmente en E.U. y que con mayor evidencia propagandística se destacaba en la genocida guerra de Vietnam, principal conflicto de la Guerra Fría.

Cuando Estados Unidos entra en las décadas de los  80 y 90 la inclinación social de la droga en ese país fue hacia la cocaína, la marihuana y el éxtasis. En tanto, en los ejércitos se prohibía sobre todo, la marihuana debido a que esta droga, en vez de envalentonar al soldado, más bien lo apaciguaba y eso no es lo que se requiere en un conflicto y a ello, en gran medida se deben algunas legislaciones que prohíben fumar las hojas de esta planta, como al respecto, son algunas leyes de nuestro país, con uno de los mejores suelos para el crecimiento de la mata de cannabis.

Según otros especialistas, en los tiempos que corren, la adicción a las drogas ha adquirido una nueva apariencia. “Los fármacos de elección son la heroína, la metanfetamina cristalina y diversas formas de medicamentos para el dolor. El problema es que la heroína está siendo cortada (combinada) con fentanilo y se está convirtiendo en una sentencia de muerte para los usuarios como resultado”.

Hablando del fentanilo, una palabra que ahora está muy de moda en nuestro país, debido a la pérdida de una importante cantidad de esta sustancia en la Caja de Seguro Social, esta droga conlleva algunas aplicaciones legales. Por ejemplo, una es que puede recetarse a pacientes con dolor crónico tras una intervención quirúrgica. Pero el uso ilícito y descontrolado del fentanilo puede ser mortal.

A dicho la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (ACDEU) que lo que está ocurriendo es que los mercaderes de las drogas están mezclando el fentanilo con otras sustancias como la heroína, la metanfetamina y la cocaína, lo cual aumenta la potencia del producto final logrado y distribuido para la venta al por menor a través de pastillas o en forma de polvos y muchas veces son recetados como medicamentos legítimos.

La ACDEU y otras entidades como la Song For Charlie, fundación creada por Ed Ternan y su esposa Mary, afirman que las pastillas falsificadas son un problema enorme que la mayoría de la gente desconoce. “Estas píldoras falsas están por todas partes, hasta el punto de que, si consigues una píldora en Internet o en cualquier otro sitio que no te ha dado directamente tu médico, puedes dar por sentado que es falsa. Y si es falsa Ternan y su esposa, Mary, crearon Song for Charlie tras la muerte de su hijo menor en mayo de 2020. Tomó una pastilla del mercado negro que creía que era el analgésico de prescripción Percocet, pero en realidad estaba hecha con fentanilo, está hecha con fentanilo”, afirma Ternan.

Incluso es tanto el interés de las autoridades norteamericanas sobre esta droga que en Estados Unidos, el Senado designó el 10 de mayo Día Nacional de Concienciación sobre el Fentanilo, una resolución que fue aprobada por unanimidad. Pero, lo cierto es que el país norteño no dirige su política interna  en materia de drogas de la misma manera en que la determina hacia nuestros países. Un ejemplo es preguntarse, acaso allá no hay carteles. Cuándo se ve una noticia sobre el desmantelamiento de un cartel o que un capo norteamericano de alto perfil haya sido arrestado y condenado. Cómo entran esas drogas con la tecnología tan sofisticada que tiene este país. Drogas que se sabe de donde provienen. Esas y otras muchas interrogantes salen a flote.

Ternan nos dice que: “Los más jóvenes, que no son tan expertos, pueden tener una falsa sensación de seguridad con sólo saber que existen tiras reactivas de fentanilo en el mercado, porque eso permite a los traficantes decir, y lo han hecho, ‘he analizado mis pastillas’. No tienes que preocuparte’”, afirmó. “Eso no es cierto”.

En síntesis, los países deben ser muy responsables con la vigilancia del tema de las drogas. Las acciones, en ese camino, debe ser un esfuerzo conjunto. Incluso en eso vemos una imposición sobre nuestro país, que lo han convertido en custodio de la droga que luego es dirigida hacia Estados Unidos, con el fin supuesto de quemarla o destruirla. Es por tanto, de mucha preocupación, que más allá de lo ocurrido con el fentanilo en la CSS, el país entero lo hayan enredado en ésta, que también es una empresa fatídica y que las autoridades responsables aún no esclarezcan muchos casos que en este sentido, han estado ocurriendo a ciencia y paciencia de los panameños. Todos queremos las aclaraciones.

El autor es periodista, analista y escritor

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 4.8 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La alcaldesa Irma Hernández Habla Claro

El Municipio al Desnudo Bellezas se han encontrado en el Municipio de San Miguelito Se …

Deja una respuesta