Últimas Noticias...

Como el trompo, de diálogos en diálogos y no vemos la luz al final del túnel.   

Por Ramiro Guerra M.  Abogado y cientista político.

Razón tiene una distinguida educadora, la Dra. Ileana Golcher, a la fecha más de catorce escenarios de diálogos por la educación y no damos paso en firme hacia cambios profundos y de calidad en la educación. Pareciera que una mano invisible, proveniente de factores de poder, lo impiden y se sienten satisfechos con lo que tenemos de sistema educativo. Se sirven del sistema como está.

Trasladándonos al plano nacional, diálogos, visiones y planes a largo alcance lo ha habido a montones. La visión 20-30, la concertación nacional y ahora el pacto cerrando brecha. No podemos dejar de mencionar los compromisos adquiridos por los estados en Copenhague, capital de Dinamarca, relativos a tareas de desarrollo del milenio.

Para mí, el mayor y mejor esfuerzo en esto de diálogos nacional, se dieron con la concertación nacional, creada mediante ley, para establecer políticas de desarrollo nacional. El producto que salió de ese diálogo, es el más completo que he leído y conocido. Desafortunadamente, la administración de los ex presidentes Martinelli y Varela, lo metieron en el congelador y de allí nunca salió.

La Concertación nacional tiene rango de ley de la república de Panamá y desagradecidamente el actual gobierno, no le ha dado el espacio y la importancia. La Concertación nacional, se integra con todas las fuerzas sociales del país y de gremios profesionales y las etnias panameñas.

En el contexto anterior, no es que sea pesimista, considero que con eso del pacto «cerrando brechas» cuyo contenido programático, pudiera correr la suerte de experiencias pasadas y más cuando su implementación correrá por cuenta de futuros gobiernos.

Vivimos en un medio, donde los gobiernos se manejan con la política de borrón y cuenta nueva. Lo que hizo el gobierno que le precedió, no es vinculante. Esa ha sido nuestra tragedia.

Programas y estrategias, ha habido y lo habrá, pero no nos engañen; hay factores de poder, que escuchar la palabra desarrollo sostenible, equidad y justicia social, pegan el grito al cielo. Esto nos lleva al tema del concepto, de la voluntad política para romper esquemas que no permiten el desarrollo. Es un desafió democrático y más cuando estamos frente a gobiernos, cuyos hilos del poder, están afuera de los mismo.

Soy partidario, de que el gobierno de Cortizo, tiene la obligación de hacer público, el o los resultados, es decir las propuestas ciudadanas. Pudiera ser a manera de un suplemento.      Reitero, será complejo y hasta difícil, implementar, ejecutar mucho de esos resultados, mientras la hegemonía continué siendo de un modelo neoliberal.

1 Hay un solo Like:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Un paso más.|

  Por: Eduardo A. Reyes Vargas   Gobierno Abierto es aquel que promueve la transparencia a …

Deja una respuesta