Últimas Noticias...

Balance de un año azaroso 2021 (Parte II).|


Por: José Dídimo Escobar

Hacer el balance de este año transcurrido en Panamá, no resulta en una tarea fácil, no obstante, la encaramos con una visión crítica que, la compartimos con nuestros amables lectores en su segunda parte.

Salud Pública.

La salud Pública, requiere poder restaurar los servicios médicos que se postergaron en razón de la atención, casi exclusiva, del COVID-19. Es necesario poder rescatar Centros de Salud que, contratados, sin embargo, a mas de 8 años, continúan siendo parte del paisaje del abandono en donde las malezas han construido un formidable monumento.

Política y Partidos Políticos

La clase política, los partidos políticos, casi en su generalidad están agujereados por el comején y la polilla de la corrupción. Estos mecanismos que debieron oxigenar la democracia panameña, son ahora su principal verdugo. Los partidos no son entes generadores de debates internos y externos sobre los principales problemas del país y los panameños, sino un escenario vergonzoso en donde distintas bandas se pelean sus direcciones para controlar no solo los dineros provenientes del subsidio electoral, sino para en la eventualidad de llegar al poder, asaltar y rematar al estado. Esto no es teoría, sino la experiencia que tristemente nos ha tocado vivir. Es imposible que los actuales partidos políticos puedan aportar algo bueno al país, porque nadie puede dar lo que no tiene, y dentro de los partidos no pueden darle al Estado lecciones de democracia, porque en esas organizaciones lo que menos existe es debate respetuoso ni democracia interna.

Tribunal Electoral.

El Tribunal acusa un desprestigio en donde no pueden hablarle con autoridad a los partidos y al país porque en su seno se cultiva la reelección perversa de la que tanto nos advirtió Simón Bolívar cuando escribió hace doscientos años atrás lo siguiente:
“La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el fin de los Gobiernos Democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo Ciudadano el Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la Libertad Republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo Magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente.”

El requisito de finalidad lícita de todo acto administrativo se cumple cuando la autoridad pública competente actúa, en ejercicio de sus atribuciones, a favor del interés general, de la buena marcha de la administración Pública; porque el poder público solo se justifica en función de un buen servicio a la colectividad. Muchos nos preguntamos a quién le sirve muchas veces nuestro Tribunal Electoral.

Ley Electoral

La Ley electoral que finalmente apareció en nuestro universo jurídico, es un adefesio que vino a traernos por anticipado el certificado de defunción de nuestra maltrecha democracia. Siendo que la Ley Electoral anda mal y el árbitro no camina bien tampoco, las esperanzas de un avance en la democracia panameña, ha sucumbido en el valle de los caídos.

Contienda de 1924.

En muy poco tiempo empezará en el país la carrera electoral, como de espaldas a la grave realidad que vivimos los panameños. Querer dibujarnos una realidad en un lienzo imaginario e inexistente, no tendrá lo que pretende el poder fáctico nacional de que el circo de poco pan y mucha angustia, la gente entre al carnaval electoral para aventurar obtener sacos de cemento, varilla de acero, bloques, zinc, jamones, pavos, refrigeradoras, maquinas de cocer, de moler, estufas, lámparas, o cualquier mecanismo de intercambio que se considere para comprar conciencias y ganar los puestos electorales por la vía del clientelismo que se ha encargado de envilecer a nuestra sociedad. Estos mecanismos por ser profanadores de la dignidad humana, no pueden permanecer  y tarde o temprano terminarán desapareciendo y los que hoy se regodean por llegar al poder de esa mísera forma, algún día serán juzgados por su perversidad.

EDUCACIÓN

EL gobierno nacional que presentó en su inicio a la educación como la estrella de esta administración, a dos años y medio de su ejercicio, el resultado merced a la pandemia, pero no solo a ella, es simplemente devastador. Millares de jóvenes que no están integrados a la precaria educación a distancia, ni a ningún otro método que los integre al proceso enseñanza aprendizaje, sin embargo, los presupuestos asignados a educación han sido gastados durante dos años seguidos, tal cual estuviéramos en absoluta normalidad.

Muchas escuelas, incluso abandonadas, casas ahora, de murciélagos y alimañas. No se ha avanzado casi nada en una transformación curricular que resulte en la generación de una juventud competente en las ciencias, artes y tecnología, que aprenda a pensar y que sea examinadora crítica de todo cuanto observa y vive. Una Juventud que sea capaz de transformar su entorno y de convertir la tragedia en oportunidades.

Incluso cuando se le ha hablado a los docentes para que atiendan a sus alumnos en sus aulas, ha habido una dura resistencia, olvidando que la clase presencial en razón de la interacción social que genera, ayuda de forma singular a la formación de valores como la convivencia, cooperación y estimula todo el proceso enseñanza aprendizaje de modo que adquiere la jerarquía de medio insustituible en nuestra educación, incluso por la relación directa de la inmediación entre docente guía y estudiante receptor de la enseñanza pero generador de necesidades educativas que en muchos casos son personalísimas en cada caso.

Este año que casi terminamos, debe abrirnos la puerta para la recuperación, con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo, del país y el restablecimiento de las esperanzas de dignificar a la sociedad panameña, levantar la cara al sol y marchar firmes en el camino de la reivindicación de nuestra dignidad nacional.

Declaración Profética:

Declaro Proféticamente el Año 2022 como un Año de Victorias. Lo que era imposible, será posible. En Medio de la Angustia crecerá la Fe y Agradaremos a nuestro Dios y su Misericordia será Grande y aún nos alcanzará y nuestro gozo será grande.

3 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Respuesta A Medio Camino: La Rebaja Del 30 Por Ciento De 172 Medicamentos.        

Por Ramiro Guerra M.     Abogado y cientista político. Algunos dirán ‘algo es algo’. Es probable …

Deja una respuesta